Ambito Nacional

Cambiemos sufre primer portazo en la Legislatura bonaerense, y se esperan más

Mario Giaccobe oficializó su salida del espacio presidido por Manuel Mosca y conformó un unibloque llamado "17 de noviembre". Mensaje claro y fuerte de cara al 27 de octubre.

A sólo once días de las elecciones, Juntos por el Cambio sufrió su primer quiebre adentro de la legislatura bonaerense. Mario Giaccobe oficializó su salida del espacio presidido por Manuel Mosca y conformó un unibloque llamado “17 de noviembre”, en clara alusión peronista por ser el día del militante.

En lo concreto, se trata de la primera fractura en el bloque. Un mensaje claro y fuerte de cara al 27 de octubre. Pese a que desde el oficialismo aseguran que ya no habrá más cortes antes de las elecciones, no pueden confirmar que esto se sostendrá durante el período de transición.

Son muchos los diputados que sintieron el impacto de las PASO y que, de cara a un eventual nuevo gobierno, ven factible la posibilidad de generar un nuevo armado por fuera de la grieta. Los casos más claros son los de Fernando Pérez, quien se presenta como candidato a intendente de Quilmes por Consenso Federal, y Guillermo Bardón, que durante un encuentro de legisladores provinciales con la gobernadora María Eugenia Vidal, no tuvo problemas en exigir la autocrítica: “Si seguimos depositando la culpa en el otro no veo posibilidad ni capacidad de revertir los resultados”.

No es casualidad. Bardón responde a Emilio Monzó, figura clave de la transición en caso de repetirse los resultados nacionales, a quien Vidal no tuvo en cuenta a la hora de armar las listas provinciales al dejar afuera representantes de su riñón como Marcelo Daletto y Oscar Sánchez. Algo similar ocurre con María Elena Torresi, esposa del dirigente peronista Osvaldo Mércuri, quien también tiene línea directa con Monzó y que, en caso de repetirse los resultados, estaría analizando la posibilidad de tomar nuevos rumbos.

“Lo de Giaccobe fue oportunismo político. No es momento de tomar estas decisiones. Si hay otros que deciden irse, allá ellos. Adentro o afuera hay que llegar al 27 de octubre como bloque”, sostiene un diputado de Cambiemos.

A ellos habría que sumarles a Walter Carusso, referente de la primera (responde Gustavo Posse) y a Ismael Passaglia (de San Nicolás). Ante todos los escenarios, la respuesta es clara: la cámara sufrirá un cambio drástico de mantenerse los resultados de las PASO. Pero en ese esquema, Vidal no quiere perder territorio ni representación. Y por más que se hable de la posibilidad de que Cambiemos y la U.C.R tengan su propio bloque, ambos bajo el liderazgo de la actual gobernadora, la importancia recae en mostrarse unidos en el rol de oposición.

“Es muy importante el resultado que se obtenga en la Provincia. La diferencia claramente es irremontable, pero si quedamos parados en la cámara con una buena cantidad de diputados y nos armamos bien, vamos a poder presentarnos como una oposición con toma de decisiones”, sostiene un diputado oficialista de larga data.

De repetirse el voto de las primarias, Axel Kicillof tendría una cámara baja a su favor pero sin mayoría automática. Lo que asegura una batalla política a la altura de un territorio siempre difícil de conducir.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario