17 de noviembre 2008 - 00:00

Dicen en el campo...

Ricardo Echegaray
Ricardo Echegaray
... que, a pesar de que hay poco y nada para festejar, igual ya se lanzaron las reuniones de fin de año y otros encuentros, como el internacional de trabajo rural realizado en Buenos Aires, o los anuales del Foro de Cadena Agroindustrial, y el ya tradicional de la Fundación Fiel en el Sheraton de Pilar. Hasta hubo un Konex, esta vez, para el titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, la presentación -pública- del periódico de CRA («Las bases») en los espectaculares jardines del Círculo Italiano e, incluso, un seminario de carne en Mar del Plata, organizado por el Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina ( IPCVA). Allí se escuchó la frase que, tal vez, sea la más alentadora. La dijo el ex Banco Central, Javier González Fraga, y se la atribuyó a los brasileños dueños de frigoríficos en la Argentina. «¿Por qué invertimos acá? Porque la Argentina no se agota en Kirchner y en Moreno», dijo. En todos los casos, los temas excluyentes siguen pasando por la crisis económica internacional, el aumento de la desocupación mundial, el derrumbe interno extra que se produce, especialmente en el sector agropecuario, a partir de las políticas oficiales, la «desaparición» virtual de la Secretaría de Agricultura que aparece « absorbida» (otros dicen: «digerida») por la cada vez más imponente Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario, y la disminución productiva que se prevé prácticamente en todos los rubros, excepto en la soja. Otros aditamentos, además de la variabilidad del clima, se centran también en el combustible, tanto por precio como por calidad. Es que, además de los $ 0,13 por litro que como «derecho de playa» cobran muchas estaciones de servicio del interior, los valores en algunas zonas se van acercando, otra vez, peligrosamente a los $ 3 por litro. Además, ahora comienzan a verse los problemas que se habían adelantado ya el año pasado, cuando se alertó sobre la calidad del gasoil proveniente de Venezuela, que no estaría lo suficientemente refinado y está dañando máquinas y motores de distinto tipo. Ante esto, naturalmente muchos prefieren pagar más, aunque después el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, por estos días muy distraído con el sector financiero, sostenga que la inflación es más baja que la real.

***

... que ese mismo es el principio de «la gran barata», como llama el especialista Ignacio Iriarte a las «ofertas» de página entera que los fines de semana sacan varios hipermercados, especialmente referidas a la carne. «Si se analiza el volumen, es mínimo, pero a la gente le queda la sensación de que los precios son realmente menores», sostuvo Iriarte durante un almuerzo (obviamente, con carne vacuna como plato central) que ofreció la Cámara Argentina de Feedlot, que nuclea a quienes engordan hacienda a corral (unos 1.300 establecimientos, que encierran anualmente 4 millones de cabezas, y consumen 20% del total del maíz que se produce en la Argentina). Allí, dado lo heterogéneo de los invitados, también los temas fueron variados, desde la obvia alarma por la caída ya de 30% en el precio de la hacienda terminada (que lleva la pérdida por cabeza, aún con «compensaciones/ subsidio» de $ 100 hasta $ 300), hasta la sorpresa del SENASA del invisible Jorge Amaya que, a pesar de su ampliado presupuesto anual, parece que pretende «duplicar» los costos de sus tasas y, como prácticamente tiene todo arancelado (no se sabe tampoco el porqué), entonces se prevé un encarecimiento adicional de los trámites (que, igual, siguen siendo muy ineficientes). Otros temas y preguntas que quedaron flotando en el ambiente fueron: ¿por qué los polleros están pagando más por el maíz de lo que podrían?; ¿quién es el intendente del cada vez más convulsionado conurbano bonaerense que se convirtió en el principal comprador de hacienda, y para quién compra?, ¿Por qué si el precio al mostrador de la carne hoy permitiría un pago de $ 4,20 el kilo vivo, en el mercadono llegó ni a $ 3 en las últimas jornadas? ¿Dónde está la diferencia? ¿Cuánto daño causa este precio de la carne a las otras alternativas, especialmente pollo y cerdo, a las que les pone un techo?

***

... que mucho menos activa fue la reunión del Foro de la Cadena en el Hotel Marriot, y no sólo por las fallas en la convocatoria. Más vale, por la falta de creatividad después de 4 años, que sigue mostrando la que debería ser la organización más estratégica del sector. Un largo comunicado, con muchos lugares comunes, una sorpresa, y una definición fuerte. La sorpresa es que allí afirman que «esperan ser escuchados por las autoridades», cuando muchos de ellos lo son, aunque en esos casos sus planteos son sólo particulares. Y en otros casos, cuando están frente a las autoridades no se animan ni a hablar.

La definición, interesante por lo enfática (no por desconocida) fue: «Las exportaciones más importantes del país no pueden estar atadas al arbitrio de funcionarios que se arrogan facultades excepcionales reservadas, en muchos casos, a la propia Constitución y deciden, por sí y ante sí, quién puede producir, vender, comprar, almacenar, exportar o ejercer cualquier actividad en el sector». Tal vez por esto último justamente algunos ya hablan de presentaciones de recursos de amparo por la dramática caída de la carne, entre otros rubros. Otro tema igual de grave es la cada vez más amplia falta de datos oficiales y estadísticas por parte de la SAGPyA que, en más de un caso, se observan atrasos superiores al año; y en otros, directamente desaparecieron. También se escuchó bastante sobre las AFJP y el supuesto «daño» a los pools de siembra, aunque un conocedor destacó que «ya hace rato que las administradoras recortaron sus inversiones en las actividades productivas como el campo y los pools, desde que las obligaron a redireccionar fondos para comprar bonos», señaló el hombre minimizando el impacto de la salida de las AFJP de este mercado.

***

... que igual de interesante resultó la reunión de los representantes gremiales de todo el mundo en Buenos Aires. El Foro, que preside una representante de Ghana, secundada por Gerónimo Venegas, del gremio de los rurales ( UATRE) y titular de Las 62 Organizaciones, aportó algunos datos, como los 20 millones de puestos de trabajo que se prevé se perderán por esta crisis internacional. Allí también se constató el ascendente de Venegas sobre sus pares, al punto que adelantaron que quieren tomar como ejemplo la Libreta Rural y el Renatre ( Registro Nacional de Trabajadores Rurales) para implementar en sus respectivos países.

Dejá tu comentario

Te puede interesar