Maquinaria: preocupa saldo técnico de IVA

Campo

Los empresarios de maquinaria agrícola soportan un gran lucro cesante. Se calcula que los fabricantes argentinos arrastran a su favor alrededor de 300 millones de pesos, una quinta parte de la facturación del sector por las devoluciones del IVA. A esto se suma el hecho de que las auditorías impositivas paralizaron la liquidación de los bonos fiscales de devolución de 14 por ciento del precio de la maquinaria nacional que se transfiere al comprador, a fin de compensar la eliminación de aranceles que tienen los equipos importados. A continuación se transcribe una nota elaborada por María Fuentes para «Comercio Rural», una publicación local especializada en maquinaria agrícola.

En Agroactiva, los empresarios adheridos a la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma) mantuvieron una reunión para debatir sobre los cuantiosos saldos técnicos de IVA que arrastran los fabricantes nacionales (alrededor de 300 millones de pesos, una quinta parte de la facturación del sector), así como también el tema de las auditorías impositivas que paralizaron la liquidación de los bonos fiscales. Al respecto, la Cámara señaló que su posición respecto del IVA técnico es la de reclamar el reintegro urgente de los saldos de IVA que indebidamente retiene el Estado desde hace 4 años. Se trata en definitiva de la retención de capital de trabajo que pone en clara desventaja respecto de lo importado. Sobre las auditorías, insistió sobre la irregularidad en que incurre la Secretaría de Industria. Porque después de tres años de estar vigente el Decreto 379/ 01, el cual contempla un incentivo de 14% para el fabricante de Bienes de Capital como compensación a la baja de aranceles en la misma proporción, implementa un nuevo sistema de auditorías. Para éstas contrató a la Universidad de Buenos Aires, superponiendo su accionar con el existente de la propia secretaría. Además, la Cámara advirtió que esta nueva auditoría con criterio dispar audita nuevamente a un conjunto de empresas señalando observaciones reñidas con la práctica comercial, como lo indica la Facultad de Ciencias Económicas de Córdoba. No obstante lo expresado y pese a lo objetable de numerosas observaciones, el Departamento de legales del Ministerio de Economía lo hace suyo y convalida lo actuado.

Con respecto a estos temas, el fabricante Enrique Bertini dijo que «hoy es preocupante para el fabricante de maquinaria el IVA técnico, facturando a 10,5% y comprando a 21%. Así queda un IVA secuestrado por la DGI que no se puede usar. Las fábricas que compran muchos elementos están dejando la mitad o 3/4 partes de su capital inmovilizado, por eso, el gobierno tendrá que tomar una solución si no esto va a producir un quebranto entre los fabricantes». Por otro lado, Bertini agregó que «con el famoso bono se le hacía un descuento al productor de casi 14% para la compra de maquinaria que la secretaría devolvía en forma de bonos. Y agregó: «Luego vinieron las auditorías y el tema de la facturación directa».

En estos momentos, las auditorías no se ponen de acuerdo y están hostigando a algunos fabricantes para que devuelvan ese dinero. Esto puede significar el cierre de muchas empresas. Es necesario aclarar que «nunca hubo una indicación de cómo se debía facturar y como se debía descargar».

• Celeridad

Por otro lado, Antonio Bernardi, de Mainero, señaló que «el IVA técnico y los bonos, son los grandes problemas, que requieren celeridad. Las auditorías no son coherentes con la interpretación del bono. Pedimos una definición clara y concreta, porque siempre facturamos según las indicaciones del momento. Los montos van a perjudicar a las empresas financieramente, porque tuvimos años de bonanza. El crecimiento que registra el mercado de maquinaria agrícola se ve ensombrecido por el aumento en las deudas por devoluciones de IVA. pero hoy no, la situación es más difícil, el precio de la soja ya no es el mismo».

En tanto,
Néstor Cestari dijo que «ya se está hablando con la gente de la Secretaría de Industria y hay un plazo para mantener una nueva reunión con ellos. Está todo en compás de espera. Ellos dicen que hay liquidaciones que se hicieron a vendedores que están dentro de los reintegros. Ahora lo primero será esperar la pauta para ver cómo actuar». En cuanto al IVA técnico, señaló que «es como robarle a un chico, no pueden abusar de la gente que está trabajando, porque siempre se castiga a los mismos».

Carlos Pierobon
, de la empresa homónima, advirtió que «la Secretaría de Industria los está entreteniendo. Ellos tienen una posición muy clara y ahora ya no pagan más los bonos». Si queremos cobrarlos, nos hacen firmar una nota que dice que estamos de acuerdo con las auditorías realizadas». Y subrayó que «mi empresa no cobró un bono en lo que va del año». En cuanto al IVA técnico, Pierobon afirmó que «el saldo se va engrosando cada vez más y todavía no hay una definición de cómo se va a descargar; esto nos está quitando capital de trabajo».

Dejá tu comentario