Comercio: volverá el superávit por dólar soja en septiembre

Economía

Para los analistas, el alto monto de liquidaciones ante la medida hará que el saldo sea superavitario este mes. Sin embargo consideran que el impacto en el acumulado de 2022 será neutro.

El dólar soja resolvió con éxito el principal desafío que tenía el nuevo equipo económico liderado por Sergio Massa: la asfixia en las reservas del Banco Central. En las primeras siete jornadas en las que el tipo de cambio diferencial para exportadores de soja estuvo operativo, las liquidaciones superaron los u$s2.500 millones, y le permitieron a la entidad monetaria acumular compras por más de u$s1.600 millones en lo que va de septiembre. En este sentido, analistas consultados por Ámbito señalan que el alto monto de liquidación permitiría corregir este mes el rojo comercial que tuvo la Argentina en el junio y julio. Sin embargo, consideran que, debido a la transitoriedad de la medida y el atraso del tipo de cambio, no tendrá un fuerte impacto en la balanza comercial anual.

Los últimos dos datos oficiales disponibles del intercambio comercial argentino reflejaron un saldo negativo: en junio hubo un déficit de u$s115 millones, mientras que en julio el rojo creció a u$s437 millones.

Bruno Bonfanti, analista del sector externo en Ecolatina, señaló que “luego de la fuerte aceleración en la liquidación de los exportadores de soja producto de la reciente medida del gobierno, estimamos que en septiembre se revertirá el déficit comercial que se evidenció tanto en junio como en julio, y posiblemente también en agosto, lo que les permitirá a las autoridades acumular un mayor superávit comercial camino a fines de 2022”.

No obstante, planteó que en términos anuales “la aceleración en la comercialización en el mes de septiembre es producto de la normalización en el comercio de granos que habían sido retenidos por los exportadores en los últimos meses (a finales de agosto estimamos una demora cercana a los 6 millones de toneladas)”. Y agregó: “Si bien podrá verse un fuerte incremento en la comparación mensual (más aún para un mes como septiembre en el que suelen reducirse las exportaciones del agro), no se deberían observar grandes desvíos en el agregado anual”.

Por su parte, Martín Kalos, director en EPyCA Consultora, consideró que, dado que es una liquidación de la cosecha ya hecha, no tiene una contraparte negativa en la balanza comercial porque las importaciones de insumos para la etapa de siembra y cosecha ya fueron hechas. “Veremos un saldo positivo neto, que podemos estimar en u$s4.000 millones. Obviamente, una parte de ese monto iba a ocurrir de todas maneras, pero estimamos que, con el dólar soja ingresarán u$s3.000 millones más de lo que hubiera sido sin la medida. Este monto es suficiente para revertir el déficit comercial de meses pasados, por lo que la balanza será positiva en septiembre”, analizó.

Bonfanti destacó que el superávit comercial en los primeros siete meses del año fue un 70% inferior al acumulado hasta julio en 2021. Es que en lo que va de 2022 las exportaciones acumularon crecieron 22% interanual y las importaciones, 45%. “De tal forma, el superávit comercial hasta julio se redujo a poco más de u$s2.500 millones, un monto sumamente inferior los más de u$s8.300 millones que se acumularon en el mismo periodo para 2021. Gracias a la implementación del dólar soja, que llevará a niveles récord las exportaciones en el noveno mes del año, la reducción estacional en las importaciones energéticas y la continuidad de las restricciones para el resto de las compras al exterior proyectamos un superávit comercial superior a los u$s8.000 millones para 2022”, sostuvo.

Dejá tu comentario