Australia cortó la hegemonía de los All Blacks y se consagró

Deportes

Australia ganó el Rugby Championship 2015 al imponerse a Nueva Zelanda por 27 a 19, en Sydney, poniendo fin a la hegemonía de los All Blacks en el torneo.

Los Wallabies deben agradecer a Nic White, su medio scrum suplente que, nada más entrar al campo de juego, puso a su equipo por delante con un penal (20-19, minuto 68), para después sentenciar el encuentro con un try convertido por él (27-19, 71m.).

Con esta victoria ante su rival histórico, Australia se lleva esta edición recortada del Cuatro Naciones. Así, pone fin a la hegemonía neozelandesa en la competencias, ya que se había impuesto en las tres temporadas anteriores.

La última vez que los australianos vencieron a sus vecinos fue en 2011, cuando se impusieron en el antiguo Tres Naciones por 25-20 en Brisbane. 

Entre estas dos victorias, los All Blacks habían acumulado una racha de diez encuentros sin perder ante los Wallabies.

El partido, como no podía esperarse de otra manera, fue igualadísimo y ningún seleccionado guardó fuerzas para el Mundial de Inglaterra y Gales que empieza en un mes.

En la primera mitad no hubo ningún try, y dos penales del excelso Dan Carter ponía por delante a los All Blacks al final del primer acto (6-3). 

Nada más empezar la segunda mitad, un try del australiano Kepu, que superó un tackle fallido de Kieran Read, y la posterior conversión de Matt Giteau puso en cabeza a los australianos (10-6).

Seguidamente, Carter se convertía en el primer jugador en alcanzar los 1.500 puntos en los tests internacionales, al anotar su tercer penal (10-9 el local).

Otra estrella neozelandesa, el eterno capitán Richie McCaw disputaba su 141º partido con la camiseta negra con lo que iguala el récord internacional en posesión del irlandés Brian O'Driscoll.

Después, el debutante en los All Blacks, el wing Nehe Milner-Skudder, aprovechando una superioridad, volvía a poner por delante a la visita con el primero de sus dos tries, pero el wing aussie Ashley-Cooper más la conversión de Giteau, devolvían rápidamente la ventaja a los australianos.

De nuevo el joven debutante Milner-Skudder anotaba, después de un segundo esfuerzo, pero aquí se detuvo Nueva Zelanda y cobró protagonismo el medio scrum suplente, Nic White.

Primero con un penal larguísimo, desde 47 metros, en los diez minutos finales, y luego con un try y su posterior conversión (27-19 final).

Dejá tu comentario