Boca irá por una victoria frente a Gimnasia

Deportes

Después de mucho tiempo, en el partido ante Chacarita por la fecha 11°, Boca se reencontró con su fútbol, tuvo una noche perfecta y goleó por 4 a 0 a Gimnasia y Esgrima de La Plata, en el estadio la Bombonera, por la decimoquinta fecha del torneo Apertura de fútbol.

Los goles del conjunto dirigido por Alfio Basile fueron convertidos por Gary Medel, a los 16 minutos, y Federico Insúa, sobre los 43 del primer tiempo; en tanto que en el segundo el mismo Insúa, a los 22, y Nicolás Gaitán, cuando se jugaban 38, marcaron cifras definitivas.

El esquema armado por Basile, con tres delanteros e Insúa recostado por izquierda, funcionó a la perfección, ya que el ex jugador de Independiente y América de México, entre otros, formó una buena sociedad con Gaitán que fue demasiado para Gimnasia.

De todos modos, el triunfo local sirve de poco en su carrera por buscar un lugar en la Copa Libertadores, ya que continúa muy lejos de los puestos de clasificación.

Por su parte, Gimnasia fue un equipo opaco, frágil en defensa e inofensivo en ataque, y nunca pudo encontrar la vuelta para vulnerar la última línea boquense.

Boca dominó las acciones desde el comienzo y consiguió la apertura del marcador a los 16 minutos, con un derechazo del chileno Medel, apenas desviado en la pierna de Rinaudo, lo que terminó descolocando a Gastón Sessa.

Tras la apertura del marcador, el local cedió la pelota y los volantes platenses se hicieron dueños de las acciones, pero con lentitud y previsibilidad, por lo que no lograban llevar peligro cerca del arco de Roberto Abbondanzieri.

En tanto, Boca dejaba a Gaitán, Pablo Mouche y Martín Palermo arriba y cada salida en contragolpe daba la sensación de que podía llegar el segundo gol. En una de esas réplicas y cuando expiraba la primera parte, Insúa lo consiguió, luego de trasladar la pelota varios metros, y cuando estaba cerca de la medialuna, sacó un zurdazo que entró picando pegada al palo izquierdo.

Gimnasia no mostró reacción en el inicio del complemento, aunque sobre los 7 minutos pudo descontar, pero el Abbondanzieri tuvo una notable tapada ante José Vizcarra. Boca seguía insinuando más y tres minutos más tarde lo tuvo otra vez Insúa, tras ser habilitado por Palermo, pero su remate de derecha fue enviado al córner por Sessa.

Dos minutos más tarde, el arquero volvió a ahogarle el gol a Insúa, mientras que a los 22 llegó otra vez Gimnasia, con un tiro libre de Neira, atajado por Abbondanzieri. Tras esa jugada, Boca consiguió el tercer tanto: Gaitán llegó al fondo por izquierda, lanzó un centro que no pudo ser conectado por Palermo, la pelota le quedó a Insúa y éste definió con clase ante la salida de Sessa.

Con el partido liquidado y cerca del final, a los 38 minutos, Gaitán cerró su gran actuación con una media tijera que se convirtió en el cuarto gol.

Dejá tu comentario