3 de marzo 2008 - 00:00

Boca logró todos los objetivos

Boca y Vélez quedaron en lo alto de la tabla, después de jugada la cuarta fecha del torneo Clausura, en la que River no pudo completar su partido, que ganaba 3 a 2 ante San Martín de San Juan, por la tormenta, y no sumará estos 3 puntos hasta que se jueguenlos 12 minutos que faltan. Vélez empatóel sábado sin goles en Jujuy ante Gimnasia, y Boca le ganó en La Plata a Gimnasia con un gol de penal de Palermo. Estudiantes, que punteaba el torneo antes de esta fecha, reservó a sus principales jugadores y perdió con San Lorenzo por 3 a 1. Esto le permitió al equipo de Ramón Díaz lograr los primeros puntos en el campeonato y lograr sus primeros goles. Estudiantes quedó a un punto de los líderes, junto a Arsenal, que derrotó a Banfield por 3 a 1.

Martín Palermo grita su gol, el número 180, con el cual Boca derrotó a Gimnasia en La Plata y quedó puntero con Vélez.
Martín Palermo grita su gol, el número 180, con el cual Boca derrotó a Gimnasia en La Plata y quedó puntero con Vélez.
A Boca le salió todo redondo. Ganó un partido muy difícil, Palermo consiguió el promocionado gol 180 y quedó en la punta con Vélez y sin River, porque éste no terminó su partido.

En lo futbolístico no le salió todo tan redondo, porque tuvo muchos problemas defensivos, sobre todo desde la justificada expulsión de Jonathan Maidana y le costó hacerse de la pelota en la mitad de la cancha.

Tuvo como punto más alto a su arquero Mauricio Caranta, que con sus atajadas ( algunas de gran nivel) mantuvo su arco en cero y le permitió sumar estos tres puntos.

Gimnasia luchó de igual a igual desde el primer minuto. Buscó con garra, pero también con fútbol, y mereció mejor suerte, pero en estos casos los merecimientos no suman puntos y por eso se quedó con las manos vacías.

Boca, en cambio, tuvo una actitud cauta desde el principio, se replegó ante la iniciativa del rival y se quedó con 10 hombres en el curso del primer tiempo. Pero, en un contraataque, Palacio eludió a Kletnicki, y cuando la pelota se iba larga, cayó en el área al chocar con el cuerpo del arquero, y Carlos Maglio cobró penal. Justo lo que necesitaba Martín Palermo para conseguir su gol 180 y no tener que sufrir ante la presión anímica de llegar a esta marca.

El 9 no falló y Boca se encontró en ventaja en el marcador, aunque en desventaja numérica y en el juego.

Por eso, Carlos Ischia hizo entrar a Alvaro González por Neri Cardozo para equilibrar la zona defensiva, con un volante que se pueda replegar de lateral.

A partir de allí, el partido quedó establecido con Gimnasia permanentemente al ataque y Boca buscando la velocidad de Palacio para jugar de contra.

Caranta con sus atajadas salvó a Boca y en el otro arco, primero Palacio y después Riquelme hicieron rebotar sendos tiros en el poste, que hubieran servido para darle tranquilidad al equipo.

Boca terminó ganando con más pena que gloria, pero se quedó con los tres puntos y eso hizo que alcanzara a Vélez en la punta del Clausura. Un torneo que parece que lo va a tener de protagonista en la lucha por el título.

Gimnasia se fue aplaudido por su público, quien valoró el sacrificio y la falta de fortuna para lograr al menos un empate. Ese fue su consuelo, en un partido que muchos lo harán figurar en la historia.

Dejá tu comentario

Te puede interesar