Boca se acercó a la punta con un buen triunfo ante Vélez

Deportes

Boca cambió la cara, tuvo su mejor actuación del certamen y se impuso por 2 a 1 sobre Vélez, como local, en un partido correspondiente a la quinta fecha del torneo Inicial.

Ribair Rodríguez, al minuto de juego, y Nicolás Blandi, a los 37, anotaron para el elenco de la Ribera, mientras que Ezequiel Rescaldani, a los 9, marcó para Vélez, todos en la primera etapa.

El equipo de Liniers sufrió la expulsión de Francisco Cerro, a los 19 minutos del complemento, por doble amonestación.

Los dirigidos por Carlos Bianchi manejaron el partido de principio a fin, mereciendo claramente el triunfo, mientras que la visita fue una sombra y nunca le pudo encontrar la vuelta al partido.

Boca salió decidido a ganarle a Vélez apenas iniciado el partido y en segundos de juego logró un tiro libre cerca del área, por el sector izquierdo del ataque, tras una falta de Agustín Allione sobre Pablo Ledesma.

Cuando todavía el cronómetro no marcaba ni un minuto, Fernando Gago ejecutó el tiro libre, directo a la cabeza de Rodríguez, quien desvió la pelota al segundo palo y anotó el 1-0.

El elenco local siguió dominando las acciones, intentando ser prolijo en el traslado desde los pies del redebutante Gago y con un Juan Sánchez Miño muy activo, que se mostraba en varios sectores del terreno.

Cuando mejor jugaba Boca, Allione rompió la línea defensiva boquense, encaró por el medio, donde encontró un punto flojo, cedió para Rescaldini, éste enfrentó a Agustín Orion y puso el 1-1 con un zurdazo cruzado.

A partir de allí, el trámite se hizo de ida y vuelta, con ambos conjuntos procurando jugar al ras del piso, aunque, en ese contexto, Boca era más profundo y genera situaciones, mientras que Vélez tenía dificultades en ese aspecto.

En un lapso de menos de 10 minutos, Boca contó con chances para volver a ponerse en ventaja: Sebastián Sosa le tapó un disparo a Juan Manuel Martínez, luego hizo lo propio con un cabezazo de Ledesma, mientras que otro, de Rodríguez, salió desviado.

A partir de los 30 minutos, el partido cayó en un pozo y fue Boca el que rompió la monotonía, poniéndose nuevamente en ventaja:

Gago presionó en la salida, abrió para Sánchez Miño, éste lanzó el balón al área, donde el oportuno Blandi doblegó a Sosa.

Apenas iniciado el complemento, Boca salió bien arriba con la intención de liquidar el pleito y casi lo logra con una gran jugada individual de Daniel Díaz -que no pudo definir Martínez- y con un zurdazo de Sánchez Miño, apenas desviado.

Los dirigidos por Ricardo Gareca no esbozaban reacción y jugaban cada vez más lejos del arco de Orión, tal vez sintiendo el cansancio del partido que disputó el jueves pasado ante Belgrano, por la Copa Sudamericana.

El local mantenía la presión en la mitad de la cancha y movía la pelota de lado, mientras que el conjunto de Liniers no le encontraba la vuelta y no atinaba a sacar aunque sea un contragolpe.

Sobre los 15 minutos, Gago habilitó a Emanuel Gigliotti, que encaró y sacó un zurdazo, que se fue apenas desviado. Diez minutos más tarde, Emiliano Papa salvó en última instancia un derechazo de Joel Acosta y Sosa hizo lo propio, cuando Gago tomó el rebote y sacó un zurdazo "envenenado".

Sin embargo, la diferencia era mínima y la visita casi sorprende en sendas pelotas paradas en las que Orión no se mostró seguro al salir a interceptar los envíos aéreos.

Cerca del final -y luego de un insólito gol errado por Gigliotti en la boca del arco- los corazones de los hinchas locales se paralizaron durante unos segundos, cuando un grosero error de Emmanuel Insúa no fue el empate de Vélez solo porque Ramiro Cáseres pifió al enfrentar mano a mano a Orión.

Un resultado justo, que le dio el premio al equipo que más y mejor buscó y castigó a Vélez, que salió con un planteo temeroso y demasiado especulativo. Boca quedó a dos unidades del líder Newell's, que visita Liniers en la próxima fecha. Por su parte, los dirigidos por Carlos Bianchi viajarán a Bahía Blanca para enfrentar a Olimpo.

Dejá tu comentario