Con Ginóbili en cancha, los Spurs le sacaron más ventaja a Dallas en la NBA

Deportes

El base George Hill se consagró como el nuevo diamante de los Spurs de San Antonio después de ser la gran figura que los guió al triunfo de 92-89 ante los Mavericks de Dallas en la eliminatoria de la Conferencias Oeste, que ahora dominan por 3-1 al mejor de siete.

Cuando se esperaba que las grandes estrellas de los Spurs brillasen en el cuarto partido de la eliminatoria, considerado como el clave para ambos equipos, sucedió todo lo contrario, el ala-pívot Tim Duncan desapareció en el día de su 34 cumpleaños y lo mismo sucedió con el francés Tony Parker.

Manu Ginóbil, que salió al campo con una fuerte protección de la nariz al tener roto el tabique nasal, tampoco tuvo su mejor toque de muñeca, aunque al final iba a ser junto con Hill el jugador que anotase los puntos decisivos.

Ante ese panorama surgió la figura de Hill, que lideró el ataque de los Spurs con 29 puntos y cuatro asistencias, después de anotar 11 de 16 tiros de campo, incluidos 5 de 6 triples y 2-2 desde la línea de personal, recuperó dos balones y puso un tapón, sin tener ninguna pérdida.

Hill, que había salvado a su equipo durante todo el partido, brilló aun más cuando con 6:33 por disputarse del cuarto periodo completó dos jugadas de cinco puntos que iban a permitir a los Spurs ponerse con un parcial de 81-71, que iba a ser decisivo.

Cuando todo parecía que estaba listo para el triunfo fácil y tranquilo de los Spurs, los Mavericks no se dieron por vencidos, especialmente el base Jason Terry, que con sus triples permitió que el equipo de Dallas lograse una racha de 9-2 y volviesen a meterse en el partido.

Incluso tuvieron la oportunidad de empatarlo con 50 segundos para el final cuando el propio Terry, de nuevo con un triple, dejó un parcial de 87-89.

Era el momento "ideal" para que surgiese Ginóbili, que quiso compensar la falta de acierto anterior en los tiros a canasta y con dos libres, que iban a devolverle la tranquilidad a los Spurs, y su gran defensa iban a impedir que los Mavericks pudiesen lograr la remontada.

Tuvieron oportunidad, pero esta vez el alero alemán Dirk Nowitzki, aunque logró un doble-doble de 17 puntos, 11 rebotes y cuatro asistencias, no pudo con la gran defensa que le hizo el veterano pivot Antonio McDyess, que junto a Jefferson reivindicaron el por qué de sus fichajes durante el descanso veraniego.

McDyess, además de hacerle la vida imposible a Nowitzki, que acabó perdiendo el control y recibió falta técnica, también aportó 10 puntos, ocho rebotes y tres asistencias.
"Lo que han hecho esta noche todos nuestros jugadores es algo que te hace sentir orgulloso de dirigirlos porque supieron lo que es realmente jugar en equipo", declaró el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich. "Además, Hill ha sido algo especial".

El espíritu ganador y lucha constante ha vuelto a los Spurs, que fueron capaces de superar a un rival como los Mavericks a pesar de que Duncan sólo aportó cuatro puntos (1-9, 0-0, 2-4), 11 rebotes y tres asistencias.
Ginóbili pese a la fractura que sufre en el tabique nasal aportó 17 puntos y siete asistencias.

El escolta argentino jugó 34 minutos para anotar 4 de 16 tiros de campo, incluido 1 de 7 triples, y 8-9 desde la línea de personal, capturó cuatro rebotes, recuperó cuatro balones y sólo lo perdió una vez.

"Era el partido que nos consolidaba, que nos permitía mantener la ventaja de campo y viajar a Dallas con mayor tranquilidad y toda la presión para ellos", declaro Ginóbili. "No es la mejor manera de jugar con el tabique nasal fracturado, pero cuando estás en el campo te olvidas de todo".

Dejá tu comentario