El nuevo objetivo de Boca: alcanzar un récord que le fue esquivo seis veces en su historia

Deportes

Boca tiene por delante alcanzar un récord que le fue esquivo en seis oportunidades: el de ser tricampeón. La última fue en diciembre de 2006, de la mano de Ricardo La Volpe. El por entonces bicampeón del fútbol argentino perdió la última fecha con Lanús, tuvo que jugar un partido desempate con Estudiantes donde cayó y vio como el título se le escapaba entre las manos.

Esa fue la última vez que Boca pudo gritar tricampeón y sentarse en la mesa en la que sólo están River (1937, 1980 y 1997) y Racing (heptacampeón en el amateurismo y primer tri del profesionalismos en 1951) en 125 años de fútbol argentino.

Con este bicampeonato celebrado en La Plata, el equipo de la Ribera tendrá la posibilidad de hilvanar tres vueltas olímpicas al hilo por séptima vez en su historia. ¿Qué pasó en las anteriores?

En el primer bicampeonato (1934 - 1935), el "Xeneize" quedó a ocho puntos de San Lorenzo, campeón de la Copa de Honor 1936. Lejos del objetivo.

En el segundo (1943-1944) quedó a cuatro puntos de River. En esa temporada, el "Millonario" tuvo por última vez a los integrantes de "La Máquina" como campeones.

Al tercer bicampeón (1964-1965) de Boca la chance del triplete se la frustró "El Equipo de José". El "Xeneize" liderado por caudillos como Silvio Marzolini, Antonio Ubaldo Rattín y Rojas se topó con el que luego sería el primer campeón mundial.

En 1971, Boca era bicampeón del Nacional y quedó tercero en su grupo. Rosario Central y San Lorenzo, por diferencia de gol, lo dejaron sin la chance de jugar la semifinal e ir por el tercero consecutivo.

La más reciente, antes de la de La Volpe, fue la del Apertura 1999. El Boca de Bianchi comenzó ese torneo como bicampeón rompiendo el récord de partidos invicto y aquel equipazo que salía de memoria (Córdoba; Ibarra, Bermúdez, Samuel, Arruabarrena; Cagna, Serna, Basualdo; Riquelme; Guillermo y Palermo) quedó tercero aunque llegó con chances a la útima fecha. El campeón fue el River de Ramón Díaz con un Javier Saviola intratable.

¿Será 2019 el año del primer tricampeonato?

Dejá tu comentario