17 de enero 2001 - 00:00

El Sub-20 demostró toda su contundencia ante Colombia

El Sub-20 demostró toda su contundencia ante Colombia
Lejos de jugar bien, el Sub-20 volvió a acertar en el arco rival y esta vez le ganó 4 a 1 a Colombia en su segundo partido en el Sudamericano de la categoría. En el balance final, lo mejor fue que se dejó en el camino a uno de los equipos «fuertes» del torneo.

Cuando el brasileño Oliveira decretó el final del primer tiempo, a más de un jugador argentino le habrá parecido exagerada la diferencia de dos goles con que la selección que dirige Pekerman se fue al descanso. La realidad indicaba que la superioridad de Argentina sobre Colombia no era tal, al menos futbolísticamente.

Claro que el resultado tenía una explicación, que se resumía con una sola palabra: oportunismo. Algunas veces para aprovechar los momentos favorables en el partido y otras para capitalizar al máximo las innumerables facilidades defensivas que otorgaban los colombianos.

Una vez más, como ante Bolivia en su debut, la mayor virtud del seleccionado argentino fue la efectividad en el arco adversario. Con la pelota aún está en deuda, sólo en algunos pasajes del encuentro mostró la cohesión colectiva que pretende el técnico. Hubo demasiados desacoples entre los defensores, Santana falló en la función de enlace y como consecuencia, los delanteros, Domínguez y Giménez, debieron retrasarse demasiado para recibir juego. Por ese motivo no llamó la atención que las mejores posibilidades de los argentinos llagaran por intermedio de centros.

Lo de Colombia fue pobre. Comenzó bien. Lastimando por el sector izquierdo con Alvaro Domínguez (mal De Muner en la marca) y de la mano de un inspirado Montaño, que complicó en varias oportunidades a la última línea argentina, que también se esforzaba por hacer difícil lo que parecía fácil de resolver.

Luego los colombianos se fueron desdibujando y terminaron dejando una imagen de equipo apático y deslucido, demasiado poco para complicar a una selección argentina que -sin jugar bien- va de menor a mayor, tiene seis goles en dos partidos y se perfila como candidata en un Sudamericano que se caracteriza por la irregularidad de la mayoría de los equipos participantes.

Argentina:
Caballero; De Muner, Burdisso, Coloccini, Lequi; Rivero, Gianunzio, Arca, Santana; C. Giménez y A. Domínguez. DT: José Pekerman.

Colombia:
Solís; Ramos, Conde, Valdez, Bustos; Flores, Chará, Domínguez, Montaño; Enciso y Villarreal. DT: Araujo.

Goles:
PT 11m Lequi (A), 15m Montaño (C), de penal, 23m Giménez (A), 36m Arca (A), de penal; ST 2m Domínguez (A).

Cambios: ST Alvarez por Enciso (C), 8m Culma por Flores (C), 16 Pérez Castro por Santana (A), 20m Castillo por Alvaro Domínguez (C), 25m Di Lorenzo por Alejandro Domínguez (A), 32m Obolo por Arca (A).

Incidencias: ST 14m Caballero le contuvo un remate penal a Montaño (C), 30m expulsado Montaño (C), 39m expulsado Chará (C), 40m expulsado Gianunzio (A).

Estadio: Aguilar, de Cuenca.

Arbitro: Jorge Oliveira, de Brasil.

Dejá tu comentario

Te puede interesar