Pese a los positivos y las amenazas de suspensión, Flamengo jugó en Ecuador y ganó

Deportes

La alcaldía de Guayaquil decidió cerrar y clausurar el estadio del Barcelona de Ecuador por los casos de coronavirus en el visitante y el partido estuvo en duda hasta último momento. Finalmente habilitaron la cancha y los brasileños ganaron 2-1.

Flamengo finalmente venció de visita 2-1 a Barcelona en el estadio Monumental de Guayaquil, en partido que estuvo a punto de suspenderse a raíz de que siete futbolistas del club brasileño dieran positivo por covid-19.

Pedro abrió la ruta de la victoria para los brasileños en el amanecer del juego a los 6 minutos y el uruguayo Giorgian De Arrascaeta puso la segunda a los 26. Descontó el argentino Emmanuel Martínez (48) para Barcelona.

El cotejo, por la cuarta fecha del Grupo A de la Copa Libertadpres de América de 2020, finalmente se disputó como estaba previsto pese a que el estadio Monumental poco antes del juego fuera inhabilitado.

"No existe razón sanitaria alguna para que el encuentro futbolístico no se realice esta tarde", declaró el ministro ecuatoriano de Salud, Juan Carlos Zevallos una vez que la disputa del partido se confirmó tal cual estaba previsto originalmente.

Añadió en un comunicado que los infectados se encuentran aislados y no representan amenaza alguna para Guayaquil, uno de los primeros focos del nuevo coronavirus en América Latina y que fuera duramente golpeado en abril, al punto que se desbordaron los sistemas hospitalario y funerario.

El municipio guayaquileño dio marcha atrás al decidir finalmente que el escenario "se encuentra habilitado para encuentros deportivos de cualquier índole".

En una resolución inicial, el ayuntamiento había establecido que "se inhabilita temporalmente" al Monumental.

También solicitó al Ministerio de Salud que se pronunciara sobre el "protocolo a seguir" ante el contagio de siete jugadores, un médico y un miembro del departamento de fútbol que hacen parte de la delegación brasileña concentrada en un hotel guayaquileño.

Flamengo presentó las pruebas PCR negativas de sus miembros al ingresar la semana pasada a Ecuador, según la cartera de Salud.

Flamengo arribó hace una semana a Quito, a 2.850 metros de altitud, para el choque con el local Independiente del Valle, en el que fuera humillado por 5-0 el jueves por la tercera jornada del Grupo A de la Libertadores.

Después descendió a Guayaquil, donde el domingo fueron diagnosticados con el nuevo coronavirus seis de sus jugadores.

El lunes dio positivo un séptimo futbolista del equipo carioca, actual monarca de la Libertadores y de la Recopa Sudamericana, así como el médico Márcio Tannure y Juan Santos, del departamento de fútbol.

Los contagiados son los laterales Filipe Luis, Matheuzinho y Mauricio Isla, el mediocampista y capitán Diego Ribas y los atacantes Bruno Henrique, Michael y Vitinho, de acuerdo con la prensa brasileña.

Tras el partido de este martes, Flamengo se dirigió directamente del Monumental al aeropuerto para regresar a Rio de Janeiro, señalaron fuentes de la Conmebol.

Ante la presencia de contagiados en las filas del elenco visitante, Miguel Ángel Loor, presidente de la Liga Profesional -a cargo del torneo nacional de primera división-, dijo por la misma red social que "Ecuador se ha esforzado en precautelar la salud de sus clubes y la continuidad de su competición (...)".

"¿Cómo es posible que todo esto explote acá en nuestro país? ¿Y los protocolos previos? ¿Existen garantías para hoy? ¡Entiendan nuestra preocupación! @CONMEBOL", apuntó el dirigente citando en su tuit a la Confederación Sudamericana de Fútbol.


El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario