Gimnasia ganó en la agonía

Deportes

Vélez pagó un caro tributo a su irregularidad y terminó perdiendo en el último minuto de tiempo adicional ante un Gimnasia y Esgrima La Plata que tuvo como gran virtud el no entregarse nunca.

Otra vez, como hace una semana ante Racing, el juvenil Gabriel Martinena con un cabezazo desniveló el marcador y le dio al equipo de Sanguinetti su cuarta victoria en el torneo.

Vélez había empezado ganando casi desde el vestuario, porque a los 4 minutos el chileno Waldo Ponce sorprendió a Bangardino con un cabezazo cruzado luego de un tiro de esquina.

Eso hizo que Gimnasia saliera con todo al ataque y dos minutos después un remate de Diego Alonso fue devuelto por el travesaño.

La victoria le duró menos de 15 minutos, porque a los 17 Cuevas de media vuelta empató luego de un centro de Alonso.

Vélez nunca pudo manejar la pelota en la mitad de la cancha y fue superado por un Gimnasia que ponía más fervor que fútbol, pero con ese argumento se acercaba a un Montoya que tuvo mucho trabajo. Cuevas, con su movilidad, superaba a los lentos zagueros de Vélez y al uruguayo Alonso le faltaba precisión para definir el partido.

Cuando el empate parecía sellado, Sanguinetti hizo ingresar al juvenil Martinena por Alonso. Faltaban sólo 2 minutos, más otros dos que Daniel Raffa adicionó después, pero le alcanzaron al delantero para darle la victoria a su equipo, con otro cabezazo (como ante Racing) luego de un centro desde la derecha de Piatti.

Gimnasia sacó tres puntos fundamentales para engrosar un flaco promedio, mientras que Vélez perdió tres que lo alejan definitivamente del campeonato y comprometen su clasificación a la Copa Sudamericana.

Dejá tu comentario