10 de febrero 2006 - 00:00

Gran arranque de Argentina que está 2-0 arriba ante Suecia

Nalbandian en pleno juego contra el sueco Soderling
Nalbandian en pleno juego contra el sueco Soderling
Argentina quedó hoy a un paso de los cuartos de final de la Copa Davis de tenis tras adelantarse hoy 2-0 ante Suecia gracias a las victorias de David Nalbandian y José Acasuso frente a Robin Soderling y Thomas Johansson, respectivamente, en la primera jornada de la serie por la ronda inicial del Grupo Mundial.

En el primer encuentro, Nalbandian impuso toda su jerarquía para vencer por 3-6, 6-2, 6-4 y 6-1 al sueco Robin Soderling y a continuación Acasuso despachó con un categórico 6-1, 6-1 y 6-3 a Johansson.

En el inicio del primer partido tanto el cordobés como su rival salieron a estudiarse, sin arriesgar demasiado y por ese motivo cada uno fue conservando su saque hasta que en el octavo juego llegó la sorpresa con el quiebre logrado por Soderling, que le permitió adelantarse 5-3 y atrapó al estadio del Parque Roca en un profundo silencio.

El sueco, con un juego prolijo desde el fondo de la cancha, metiendo la pelota alta y profunda y arriesgando en el momento exacto, le pudo jugar de igual a igual a un Nalbandian, que quizás, entró nervioso y entonces no pudo imprimirle a su tenis la velocidad habitual de un número cuatro del mundo.

Soderling consiguió mantener su servicio en el siguiente game y entonces lo que al principio fue asombro, se convirtió en una realidad, el número 100 del mundo le había ganado el primer set a la Argentina y enmudeció a las 9.000 personas que se acercaron al recinto construido especialmente para esta ocasión, en el barrio porteño de Villa Soldati.

No obstante, era difícil que el sueco pudiera mantener su nivel y más aún, que Nalbandian no reaccionara, y la remontada comenzó en el cuarto juego cuando el cordobés le quebró el saque a su rival y pese a perder el suyo en el siguiente, volvió a 'romper' el servicio de Soderling en el sexto y en el octavo para ganar el parcial por 6-2.

Un Nalbandian más metido adentro de la cancha, con juego más punzante, arriesgando un poco más con la pelota cruzada y un tenista sueco no tan preciso como en el primer set fueron suficientes motivos para que el argentino impusiera su superioridad.

El tercer parcial fue el mejor de todos y una especie de bisagra en el desarrollo del partido porque los dos tenistas entregaron lo mejor de su juego y el público, comandado por un exultante Diego Maradona, quien se involucró de lleno en las acciones del encuentro y terminó siendo muy importante para 'sacarlo' al sueco, quien reprobó varias veces a la gente, con lo que se ganó reiteradas silbatinas.

El tercer set arrancó con los dos jugadores quebrándose el servicio mutuamente y como Soderling ya no fallaba tanto, el cotejo volvió a emparejarse hasta que llegó el noveno juego, que tuvo todos los condimentos: Nalbandian, con su saque, se puso 0-40, parecía que se le escapaba pero un par de aciertos del argentino le permitieron igualar, al tiempo que el sueco, ya totalmente fastidioso, discutía más de lo que jugaba.

Alentado ruidosamente por la gente, que a esta altura seguía el partido de a pie, Nalbandian le agregó corazón a su juego, se puso 5-4 arriba y en el siguiente game aprovechó el nerviosismo de Sodelirng, hostigado al límite del reglamento por el público y por un Maradona definitivamente convertido en el líder de la hinchada.

Tras imponerse por 6-4, Nalbandian ganó en confianza, el sueco se derrumbó definitivamente y ya no hubo partido: el argentino se quedó con el cuarto por 6-1 y así cerraba el primer punto para su país.

Luego fue el turno de Acasuso, convocado a último momento en reemplazo de Gastón Gaudio por su notable performance en Viña del Mar y el misionero no defraudó ya que jugó un tenis magnífico y apabulló a Johansson, el mejor de los visitantes, en una hora y cuarenta y dos minutos.

'Chucho', tal cual había ocurrido la semana anterior en Chile, estuvo fino con los golpes, lo que le permitió someter al sueco desde el fondo de la cancha, aprovechando al máximo la lentitud de la cancha del polvo de ladrillo.

El argentino fue amplio dominador del encuentro y a medida que pasaban los games y la ventaja se iba acumulando, los nervios por el debut en la Copa Davis y por tener enfrente al 13er. jugador del mundo se iban disipando, para darle paso a un tenis por momentos lujoso.

De esta manera, la gente, nuevamente comandada por Maradona en las tribunas, pudo ver la mejor versión del misionero, quien le aportó el segundo punto y mucha tranquilidad al equipo argentino, que mañana buscará cerrar la serie desde las 11.30 con el punto de dobles que jugarán Nalbandian y Agustín Calleri frente a Simon Aspelin y Jonas Bjorkman.

Dejá tu comentario

Te puede interesar