Inglaterra venció a Francia y es finalista

Deportes

El campeón mundial Inglaterra derrotó ayer 14-9 al anfitrión Francia, ganó el superclásico europeo y se clasificó por segunda vez consecutiva a la final del Mundial de rugby, en el Stade de France de Saint Denis, en el norte de París, rompiendo el sueño galo de ganar en casa.

Una vez más, el apertura inglés Jonny Wilkinson fue el héroe de la noche, al marcar dos penales y un drop, que dieron el boleto para la final que jugará Inglaterra el próximo sábado contra el vencedor de la segunda semifinal, que disputarán el domingo el favorito Sudáfrica y Argentina.

Los ingleses volvieron a detener a Francia en semifinales, como en 2003, cuando ganaron en Sydney 24-7, antes de consagrarse contra Australia 20-17 con un drop en prolongación de Wilko, máximo anotador de la historia de los Mundiales.

Inglaterra se puso en ventaja apenas 78 segundos de iniciado el encuentro con un try del Josh Lewsey tras una patada de Andy Gomarsall que traicionó al fullback francés Damien Traille, que cometió un error y dejó helado a gran parte de los 80.000 espectadores que colmaron el estadio.

A partir de ahí, los franceses metieron presión por todos lados, induciendo al pack del XV de la Rosa a cometer muchas infracciones y penales.

Dos de ellos fueron transformados por el joven e inexperto apertura Lionel Beauxis (7, 18), que puso al XV de Bernard Laporte por primera vez al frente del tanteador (6-5), con el que se fueron al descanso.

En la segunda parte, Beauxis estiró la ventaja con otro penal, pero Wilkinson otra vez puso a los ingleses a tiro con ese mismo recuerso (9-8).

En la recta final, el pie de Wiklo hizo historia otra vez con un penal (74) y un dorp (78) que dejó al local sin reacción.

Dejá tu comentario