14 de marzo 2008 - 00:00

Lanús apenas logró empatar

AgustínPelletieriintentaprogresarante lamarca delecuatorianoArlin Ayovi.Lanús nojugó bien yapenasempató.
Agustín Pelletieri intenta progresar ante la marca del ecuatoriano Arlin Ayovi. Lanús no jugó bien y apenas empató.
Lanús, sintió la ausencia de varios de sus jugadores titulares y apenas logró un empate en su estadio ante Deportivo Cuenca, en partido correspondiente al Grupo 2 de la Copa Libertadores. El equipo argentino terminó sufriendo el resultado (0-0) como una derrota, ya que tenía como premisa sumar todos los puntos posibles como local para aspirar a la clasificación a octavos de final

Lanús lució apurado y extremadamente ansioso frente a un Cuenca ordenado y dispuesto a llevar a cabo sus planes sin grietas ni flojeras.

La carencia de matices que padeció el partido en la primera parte tuvo relación con la imposibilidad del campeón argentino de resolver los bloqueos parciales y generales que el conjunto ecuatoriano planteó como estrategia alrededor de la zona central del campo.

De esa manera, el equipo de Javier Perrone aisló a Diego Valeri, cortó los circuitos de comunicación de un Lanús voluntarioso pero impreciso e intentó sacar alguna ventaja con un punta movedizo, dinámico y ambicioso como Javier Toledo.

La búsqueda de esa ventaja se frustró para el Deportivo Cuenca a los 21 minutos cuando el árbitro chileno Enrique Osses se apiadó de Lanús y no marcó un claro penal cometido por Carlos Quintana contra Toledo.

Dos remates de Valeri, uno de Germán Cano y otro de Sebastián Salomón, todos desviados, fue lo poco que Lanús tuvo para ofrecer en los tediosos primeros 45 minutos iniciales.

Parecía haber cambiado la situación en el comienzo de la segunda parte porque el equipo argentino salió decidido a instalarse en campo rival y en cinco minutos Agustín Pelettieri avisó dos veces que el encargado de intentar la apertura del marcador era él, pero Ferradás respondió con un remate que Carlos Bossio paró con esfuerzo.

Una situación preocupante para Lanús se produjo a los 52 minutos cuando su mejor jugador, Valeri, se lesionó la rodilla derecha y tuvo que abandonar el campo. No obstante, Lanús presionaba y el gol parecía que iba a llegar en cualquier momento, pero Cuenca se las arregló para mantener cerrado su arco y quedarse con un empate valioso.

Dejá tu comentario

Te puede interesar