Los escándalos ponen a Caruso Lombardi en la cuerda floja

Deportes

Ricardo Caruso Lombardi fue el elegido para salvar a San Lorenzo en uno de los momentos más críticos de su historia. Tras una polémica salida de Quilmes, quien peleaba por ascender, "el Tano" se hizo cargo de un plantel muy golpeado, lo acomodó y faltando sólo 35 minutos para finalizar el clausura lo salvó del descenso directo para luego superar a Instituto en la promoción.

Con estos antecedentes, se podría pensar que el camino para que Caruso trabaje con tranquilidad este semestre está allanado. Sin embargo, el perfil alto y la "lengua filosa" del entrenador lo llevaron a estar metido en muchos escándalos, que desgastan su relación con la nueva comisión directiva que está cansada de ocupar la tapa de los diarios por los problemas internos.

La última polémica fue la desafortunada declaración contra un periodista de Fox Sports, de quien dijo que tenía ganas de pisarlo con el auto y hacer que le duelan todos los huesos. Los dirigentes repudiaron estas declaraciones, desligaron a San Lorenzo y le pidieron al entrenador que pida disculpas publicas. Sin embargo, Caruso dijo que como no nombró a nadie no tiene con quien disculparse.

La primera polémica de Caruso en el club fue su pelea en la puerta de TyC Sports con el ayudante de Leonardo Madelón, Fabián García, quien lo esperó a la salida de un programa para golpearlo, acusándolo de haber preparado el terreno para que lo despidieran. Luego de ese inconveniente, el ex-DT de Quilmes se mantuvo en silencio durante un mes por pediodo del actual vicepresidente Marcelo Tinelli, que en ese momento era tan sólo un colaborador externo, pero que había aportado capital para que arribara al club.

Luego, vino el mediatico enfrentamiento con Carlos Bueno quien, a pesar de tener seis meses más de contrato, abandonó la institución por sus cruces públicos con el entrenador a quien acusó de "mala leche" y "falso". Inclusive, es una declaración que se le adjudica en Uruguay, y que nunca desmintió, el delantero aseguró que se quedó con plata de un premio que pertenecía a los jugadores.

Luego viene el inconveniente con Matías Díaz, quien rescindió su contrato con el club tres semanas después de haberlo firmado. El volante llegó a la institución procedente de Defensa y Justicia en un momento complicado, aunque la llegada de las figuras sobre el final del libro de pases lo relegaron al punto de no jugar en los partidos entre titulares y suplentes. Tras su salida a Banfield, aseguró que no quería ser dirigido nunca más por Caruso.

El último escándalo previo al de este fin de semana fue su cruce con Néstor Pitana luego del partido que San Lorenzo perdió con Newell´s en Rosario. Enojado por un polémico penal, el entrenador fue a buscar al árbitro una vez finalizado el encuentro y lo insultó hasta que se retiró del campo de juego. Por esta acción, el hijo de Tinelli, Francisico, escribió en Twitter que era un "gordo impresentable".

La comisión directiva se está cansando se las actitudes de Caruso, quien no recula y apuesta fuerte. Ahora, le impusieron que para hablar deberá pedir permiso a la comisión directiva y volvieron a exigirle que baje el perfil. ¿Hará caso o una derrota con Racing detonará su salida del club?

Dejá tu comentario