Maradona otra vez disparó contra todos

Deportes

Diego Armando Maradona aseguró que "hay una mafia dentro de la Selección. Yo quiero transparencia, pero para el jugador de fútbol. No quiero ir a robar plata al predio, yo quiero que Argentina sea campeona del mundo y que tengan los jugadores lo que se merecen".

También dijo que "el fútbol argentino está muriendo de a poco" y consideró que "va a llegar el momento que alguien va a tener que decir basta de robar y juguemos a la pelota".

Diego, acompañado por Sergio Goycochea, ofreció este viernes una conferencia de prensa ante un centenar de periodistas acreditados y alrededor de 700 fanáticos que colmaron el cine Alvear, Casa de la Cultura, en General Alvear, departamento ubicado a unos 320 kilómetros de la ciudad de Mendoza.

Según el exentrenador de la Selección, la actualidad del fútbol nacional muestra que "indudablemente los jugadores argentinos hacen lo que pueden, el problema está en los dirigentes".

"No puede ser que tengamos a (Julio) Grondona, con 700 años, con una edad que no se le caiga otra idea y un Humbertito Grondona, que no le sabe pegar a la pelota y le quiere enseñar a jugar a los chicos", disparó.

Además señaló que "si partimos con esa base, con ese rumbo, el fútbol argentino se morirá dentro de poco. Hoy por hoy está muriendo de a poco y lamentablemente hay clubes que se están muriendo económicamente y va a llegar el momento que alguien va a tener que decir basta de robar y juguemos a la pelota".

Sobre la posibilidad de volver a dirigir a la Selección nacional, "Pelusa" señaló que "volvería ya. Amo a mi país, dejé todo por el seleccionado, pero no voy a poder volver por lo que ya mencioné".

"Hay una mafia dentro de la Selección -dijo-, que yo no quiero. Yo quiero transparencia, pero para el jugador de futbol. No quiero ir a robar plata al predio, yo quiero que Argentina sea campeona del mundo y que tengan los jugadores lo que se merecen".

Asimismo, Maradona aseguró: "Quiero el respeto hacia los jugadores, no quiero que los dirigentes se quieran sacar una foto al lado de Francisco (en alusión al Papa) y que le peguen un codazo a (Javier) Mascherano, a (Lionel) Messi".

También hubo tiempo para criticar el presente de Boca, apuntar contra el DT Carlos Bianchi y el emblema Juan Román Riquelme: "Cuando pase toda esta historia, de Bianchi dependencia y de Riquelme dependencia, por ahí nos postulamos, para hacer un Boca grande, como se lo merece".

Maradona sostuvo además que "realmente han dejado todo por la camiseta, pero el tiempo pasa y no te perdona. Por eso ahora, si tienen que dar un paso al costado, que lo den".

Ante la consulta sobre la actualidad "xeneize", Maradona explicó que "estoy volviendo a Dubai porque tengo un año más de contrato, pero lo lamento por Boca. Creo que desde el Boca de Rattín que no juega tan mal, defensivamente, en el mediocampo y adelante".

"Creo que Riquelme es un gran jugador, pero físicamente le pasa el tiempo como a todos nosotros. Le cuesta llegar porque el fútbol de hoy requiere entrenamientos muy duros y el tiempo se lo está comiendo", analizó.

"Si Bianchi no tiene a Riquelme -agregó-, no tiene fútbol, y si eso ocurre quién va a llevar la pelota hacia adelante. Es muy difícil el momento de Boca, porque eso de que se decía que tenía el teléfono directo, parece que le cortaron el cable".

Sin embargo, aclaró: "No soy desagradecido ni con Bianchi ni con Riquelme porque nos han dado todo, realmente han dejado todo por la camiseta, pero el tiempo pasa y no te perdona. Por eso ahora, si tienen que dar un paso al costado, que lo den".

Dejá tu comentario