Pistons apabulló a Lakers y se quedó con el título

Deportes

Detroit Pistons se consagró anoche campeón de la temporada 2003-2004 de la NBA, al vencer a Los Angeles Lakers por 100-87 y sellar la serie final con por 4 a 1.

A pesar de los pronósticos en contrario antes del comienzo de la instancia definitoria, el equipo de la Conferencia Este se impuso con autoridad y resolvió la llave con tres victorias consecutivas en el Palacio Auburn Hills.

De esta manera, la franquicia de Michigan volvió a instalarse en la cima, después de 14 años de frustraciones, en períodos en los que Chuck Daly dirigía y en los que Isaiah Thomas, Joe Dumars y Bill Lambeer descollaban dentro de la cancha.

Los Angeles Lakers, disminuido sensiblemente por la lesión de Karl Malone, terminó exhibiendo una desdibujada imagen colectiva y ni los arrestos individuales de Kobe Bryant y Shaquille O'Neal lo salvaron de la vergÜenza.

El quinteto dirigido por Larry Brown no dio lugar a cualquier reacción y sustentó su éxito en la descomunal tarea del pivote Ben Wallace, responsable de 18 puntos y 22 rebotes.

Pero endilgarle exclusivamente el triunfo de los Pistons a la tarea del número 3 sería injusto, porque Richard Hamilton (21 tantos), Tayshaun Prince (17) y Chauncey Billups (14) desplegaron desempeños para el elogio.

Los Angeles Lakers padeció, otra vez más, la irregular tarea del escolta Kobe Bryant, quien apenas marcó 4 de los 12 tiros de cancha que ejecutó.

Después de un primer segmento parejo, en el que los Pistons se imponían por uno (25-24), la distancia se ensanchó a doce (53-41) y finalmente se estacionó en diez (55-45), a la finalización del primer período.

El último tramo del partido sirvió únicamente para el regodeo de los simpatizantes locales, que festejaron el título obtenido, mientras Los Angeles Lakers, desde su técnico Phil Jackson (perdió la primera final de las 10 que disputó como técnico de la NBA) a todos los jugadores, eran la imagen del desconsuelo.

 

Dejá tu comentario