Por caso Ahumada, clubes no iniciarían torneo

Deportes

Al conflicto contractual entre el mediocampista Oscar Ahumada y River se sumó ayer el del delantero Martín Bravo (último goleador del Clausura jugando a préstamo en San Martín de San Juan) con Colón de Santa Fe.

En ambos casos, el contrato de los jugadores venció el 30 de junio, pero existe por el Convenio Colectivo de Trabajo entre Futbolistas y la AFA una prórroga automática por dos años con un aumento de 20% de los haberes. Esta reglamentación -que también es implementada solamente en el fútbol de Grecia- no es avalada por la FIFA.

Por eso, tanto Ahumada como Bravo decidieron desconocerla y considerase jugadores libres. Esta determinación implica un gran problema para la dirigencia del fútbol argentino ya que perdería gran parte de su patrimonio al ver cómo muchos futbolistas en el futuro podrían emular a los jugadores de River y Colón si se sientan como precedentes las causas de Ahumada y Bravo.

Incluso trascendió que también el titular de Independiente, Julio Comparada, pudo solucionar una situación similar con Carlos Matheu, pero en este caso contó con la buena voluntad del defensor, quien finalmente fue transferido al Zenit de Rusia. Por tal motivo, durante la tarde de ayer siete presidentes de clubes de Primera División mantuvieron contactos telefónicos entre sí para tratar el tema el martes próximo en la reunión de comité ejecutivo de la AFA. Según trascendió, de no lograrun guiño de la FIFA avalando la reglamentacióndel Convenio Colectivo, aquéllos propondrían realizar un lock out patronal. Esto implicaría la posibilidad de que el próximo torneo Apertura no comience el 8 de agosto.

Ahumada decidió no jugar más en River por el conflicto con la renovación de su contrato, algo que se veía venir, pero quedó confirmado después de una reunión que mantuvo ayer por la tarde con su ahora ex representante Néstor Sívori.

Ahumada nunca volvió a los entrenamientos después del receso por vacaciones, esperando llegar a un arreglo por la extensión de su vínculo con el club de Núñez. Las charlas telefónicas entre Sívori y el presidente del club, José María Aguilar,tampoco llegaron a buen puerto, al igual que la reunión que mantuvieron el pasado viernes, cuando el volante central no aceptó seguir en la institución por el 20 por ciento.

El conflicto trajo aparejado el fin de la relación laboral entre el jugador y el representante, después de un encuentro que tuvieron ayer de casi dos horas de intentos para acercar ideas y llegar a un punto de arreglo sin éxito.

River buscará el apoyo de la Asociación del Fútbol Argentino y le enviará una carta documento a Ahumada para que vuelva a las prácticas, además de llevar el caso al máximo organismo del fútbol, aunque no comparta la forma del vínculo entre las partes después de vencido el contrato.

Dejá tu comentario