Pulga Rodríguez, figura del campeón: "No hay plata que compre esta felicidad"

Deportes

El goleador de Colón expresó su alegría por el primero título "sabalero": "Esto es inigualable". "Que disfrute la gente, esperaron 116 años por esto", sentenció.

Luis Pulga Rodríguez, goleador y figura del Colón de Santa Fe campeón de la Copa de la Liga Profesional de fútbol, destacó que “no hay plata que compre esta felicidad”, en relación a la sensación que experimenta la entidad "sabalera" tras haber alcanzado su primer título oficial en la historia.

El equipo santafesino derrotó categóricamente a Racing por 3-0 en la final del certamen jugada en San Juan, y festejó su primera estrella, al cabo de 116 años de vida.

“No hay plata que compre esta felicidad. La gloria no se compra. Claro que tenemos premios por ser campeones, pero esto es inigualable”, sostuvo el atacante tucumano, de 36 años, una vez finalizado el encuentro en el estadio del Bicentenario de la capital sanjuanina.

Pulga Rodríguez, oriundo de la localidad de Simoca, recordó haber llegado al equipo rojinegro, abandonando –hace dos temporadas- su Atlético Tucumán, al que calificó como su “zona de confort”, dentro de la actividad futbolística.

“Me alejé de Atlético y vine acá a Colón donde me recibieron muy bien, de la misma forma que si estuviese en Tucumán”, sostuvo el responsable de ocho goles (máximo anotador) para el conjunto del DT Eduardo Domínguez en este certamen

https://twitter.com/ESPNArgentina/status/1400971796816478209

“Que disfrute mucho la gente de Colón. Esperaron 116 años para esto. Le pusimos una estrella al escudo. Tendrían que hacerle un mural a este plantel, en la entrada de la ciudad, en el puente colgante, no sé dónde", reclamó Rodríguez, que también pidió no olvidar a los jugadores que integraron la nómina que se clasificó subcampeón en la Copa Sudamericana, en la ciudad de Asunción, al caer en la final ante Independiente del Valle de Ecuador (1-3).

“Ya hace dos años tendrían que haberle hecho un mural a este plantel. Pero no lo hicieron”, se quejó.

“No hay palabras para describir esta situación que está viviendo el club. Agradezco a mi mujer y a mis hijos que siempre estuvieron a mi lado, aún en los momentos más duros”, dijo Pulga Rodríguez, quien se ilusionó con la recepción que recibirá en su pueblo natal apenas llegue.

“Seguro Simoca está que arde. Si tuviera un avión me iría ya mismo a mi casa. Pero no lo hay y esperaré hasta mañana para salir”, confió el goleador "sabalero".

Dejá tu comentario