Se pone en marcha la Davis

Deportes

Una vez más, Argentina comienza a transitar el largo camino que lleve a lograr la ansiada obtención de la Copa Davis. Otra vez, con los imponderables avatares que presupone cada una de las presentaciones. En esta ocasión, fue la ausencia de Guillermo Coria (que no está en su mejor nivel) y tampoco se pudo contar con el aporte de Gastón Gaudio.

El coach Alberto Mancini apeló entonces a ese caudal de jugadores que pide paso en el ranking de la ATP, siempre listos para aportar con su bagaje de buen tenis y con capacidad para darle pelea a cualquier jugador del mundo, por más pergaminos que tenga.

No muchos equipos de los que están jugando en esta «ronda campeonato» tienen un abanico tan importante de jugadores de tan alto nivel como lo ostenta Argentina. A Alberto Mancini pareció (por lo menos en este match con Suecia) no representarle grandes problemas estas ausencias, claro está sin desconocer las diferencias que puede haber de uno a otro tenista.

Era un hecho que el técnico iba a optar por Nalbandian, Chela y Calleri
(estos dos últimos de gran adaptación para jugar los singles y el doble). La lesión de Gaudio debió apelar a un cuarto jugador. Acasuso, que precisamente está pasando por el mejor momento de su carrera (luego de ganar el single y dobles en la chilena playa de Viña del Mar, tanto que fue elegidocomo jugador N° 2, detrás de Nalbandian).

Por tanto, el optimismo sigue intactoen el búnker argentino. Mancini fue claro: «Estoy conforme con el sorteo, pero si el orden hubiese sido otro, tampoco hubiese estado mal».

Diferente fue lo de Wilander, porque si bien señaló «que ya están adaptando al piso (que catalogó de bueno)... como lo hace siempre Suecia, el equipo viene a ganar». Se cuidó muy bien esta vez de señalar -como lo hizo antes- que Argentina era claro favorito y esta vez «los partidos serán muy cerrados». Se verá.

Dejá tu comentario