25 de noviembre 2016 - 23:41

Talleres sumó un punto que le sirve y Arsenal se hunde en el fondo

La T y Arsenal no pudieron sacarse diferencias (Twitter oficial de Talleres).
La "T" y Arsenal no pudieron sacarse diferencias (Twitter oficial de Talleres).
Talleres de Córdoba, que malogró un penal, y Arsenal de Sarandí igualaron este viernes, 0 a 0, ante unas 50.000 personas en el estadio Mario Kempes, en un encuentro correspondiente a la undécima fecha del Campeonato de Primera División



El arquero visitante, Pablo Santillo, le contuvo un penal al delantero Gonzalo Klusener a los 27 minutos del segundo tiempo, y tuvo una destacada actuación tapando pelotas claves para mantener su valla en cero.

Con este empate los cordobeses cortaron una racha ganadora de cinco triunfos en fila, y alcanzaron los 18 puntos en el certamen. En tanto que los de Sarandí siguen sin ganar en la temporada y con 4 unidades no pueden escapar de la última ubicación en la tabla, y continúa al borde de la zona de descenso, con un promedio de 1,105.

Fue superior el local desde el arranque, y a fuerza de presión recuperaba rápido la pelota cuando intentaba manejarla el rival, además era incisivo al momento de buscar el arco de enfrente, con la habilidad de Emanuel Reynoso y la velocidad de Sebastián Palacios como sus hombres más importantes en el primer pasaje del juego.

Dominaba la "T", pero estaba bien cerrado el visitante en el fondo, hasta que a los 10 minutos sorprendió Juan Ramírez con un remate alto que exigió al arquero Pablo Santillo, quien retrocedió justo y envió el balón arriba del travesaño.

No podía salir del asedio Arsenal, y solo apostaba a alguna contra, pero Juan Sánchez Sotelo estaba muy aislado arriba y no le llegaban pelotas claras para inquietar a la última línea local.

Talleres dispuso de un par de chances más, primero erró Reynoso, y luego Santillo desactivó un buen tiro de Palacios, que había llegado al área armando una gran pared con Leonardo Gil; y ya después de la media hora de juego bajó la intensidad del partido y ese ritmo lento le favorecía a los de Lucas Bernardi.

En el complemento volvió a apretar desde el inicio el conjunto cordobés, con un incansable Pablo Guiñazú, que no solo era un duro escollo de pasar para los visitantes, sino que hasta llegaba con chances al área rival, y tuvo una clara a los nueve minutos de esa segunda parte cuando agarró un rebote de Santillo, que había tapado un remate de Ramírez.

No encontraba los caminos Talleres, tuvo la gran chance con el penal que le sancionó Nicolás Lamolina a Leandro Marín por tocar la pelota con la mano. Pero en la pena máxima se lució Santillo y sobre su palo derecho tapó el remate ejecutado por Klusener, que a pesar de llevar potencia, no fue demasiado esquinado. En el rebote lo tuvo Palacios pero su cabezazo dio en el palo.

Continuaba el monólogo de los dirigidos por Frank Kudelka, pero chocaban una y otra vez ante la última línea de los del Viaducto, hasta que el ingresado Victorio Ramis se las ingenió, y con una media vuelta estuvo a punto de desnivelar, pero nuevamente apareció la figura de Santillo y evitó la caída de su arco.

Lo buscó, sin muchas ideas, el elenco cordobés, pero no tuvo los argumentos necesarios para lograr claridad en los últimos metros, mientras que Arsenal se aferró al punto resguardado bien cerca de su arco, con mucha en su campo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar