Tiger Woods pasará su cumpleaños internado

Deportes

Tiger Woods pasará su cumpleaños número 34 en una clínica de lujo en Arizona en la que se someterá a un tratamiento contra su adicción al sexo, según algunas fuentes, o a una cirugía plástica, según otras.

La primera versión corresponde al sitio especializado en chismes de la farándula X17 y menciona un tratamiento no sólo contra las adicciones sexuales, sino también contra las drogas al que el mejor golfista del mundo se somete desde hace días.

"Está allí desde hace algunos días porque sus representantes lo convencieron de que era lo mejor para él pues creen que si sus fanáticos lo perdonarán si atribuyen su conducta sexual a una dependencia adictiva", afirmó el sitio on line.

Otras fuentes, citadas también por X17, afirman que la internación de Woods responde a una cirugía plástica para reparar el daño que le provocaron los golpes que le aplicó su esposa, la ex modelo sueca Elin Nordegren, con un palo de golf.

Fue la noche en que estalló el escándalo, cuando Nordegren lo atacó con un fierro del nueve presa de una crisis de celos y lo obligó a emprender una rauda retirada que derivó en un accidente de tránsito a pocos metros de la vivienda de la pareja.

"Los golpes que recibió en el rostro le provocaron una cicatriz cerca de la nariz, además de causarle la rotura de dos dientes y la fractura del pómulo derecho", afirmaron las fuentes citadas por ese medio.

Las mismas fuentes indicaron que los médicos le aconsejaron a Woods operarse en Arizona, lejos de las cámaras y en una clínica famosa por haber atendido ya a varias personalidades de la farándula.

La clínica en cuestión no fue identificada, pero algunos afirman que es la Cottonwood de Tucson, donde estuvo internada la modelo Naomi Campbell en 2001. Otros en cambio apuntan a The Meadows, en Wickenburg, un viejo rancho remodelado que cobra miles de dólares diarios por estadía.

Por allí pasaron, entre otros, el industrial italiano Lapo Elkann, considerado como "la oveja negra" de la poderosa familia Agnelli, y la modelo y actriz Kate Moss. Como sea, Woods no sería la primera celebridad en someterse a un tratamiento contra la adicción al sexo.

El caso más reciente es el de David Dochovney, protagonista de la película Californication, en un intento por salvar su matrimonio con la actriz Tea Leoni.

Desde que estalló el escándalo por sus infidelidades, Woods perdió varios miles de millones de dólares de auspiciantes que le soltaron la mano y no se hizo ver en público.
Si bien se habló de su presencia en Palm Beach con una de sus presuntas amantes, no hubo fotos, ni testigos que confirmasen la versión.

Dejá tu comentario