Volvió el UFC con medidas de prevención para todos

Deportes

La liga profesional estadounidense regresó en Jacksonville. Sin público, con barbijos y guantes para todos y con un sistema de desinfección del octágono.

La liga profesional estadounidense de eventos de artes marciales mixtas (UFC), reanudó su actividad oficialmente en Florida, pero sin público, tal como lo autorizó el gobernador Ron DeSantis.

Sólo quedó por disputarse uno de los diez combates previstos en Jacksonville tras el aval de DeSantis, que convirtió a la UFC en el primer deporte en reiniciar su actividad en Estados Unidos pese a la pandemia del coronavirus.

DeSantis, quien recogió el pedido del presidente estadounidense Donald Trump, argumentó su permiso para la reanudación de la UFC en que se trata de un deporte profesional que es un "servicio esencial".

"Trump pidió que volviera el deporte en vivo. Dijo que mostremos al mundo cómo se puede hacer con seguridad, para divertir a quien está confinado en su casa. Espero que, tras haberlo visto, otras ligas dirán que se puede hacer", afirmó De Santis al diario LA Times.

El único combate cancelado fue el que incluía entre sus protagonistas al brasileño Jacaré, contagiado de Covid-19 junto a dos personas de su equipo.

Las diversas medidas aplicadas en el VyStar Veterans Memorial Arena incluían el uso de barbijos y guantes para todos los miembros de los equipos de asistentes al igual que la desinfección del octágono.

Los combates

Los estadounidenses Justin Gaethje y Henry Cejudo salieron airosos en sus respectivos combates de la UFC, ambos por nocauts ante una sala sin público en el regreso de las artes marciales mixtas en medio del parón deportivo mundial por el coronavirus.

El programa contaba en un inicio con 12 peleas, pero tuvieron que cancelar el combate de los pesos medios que iban a protagonizar el brasileño Ronaldo Jacare Souza contra Uriah Hall. El sudamericano dio positivo en un test de coronavirus previo al evento.

Gaethje (21-2) despachó por nocaut a Tony Ferguson (26-3) a unos tres minutos del quinto episodio, para llevarse el cinturón de los ligeros, un título interino de la organización.

Ferguson estaba programado para enfrentar al campeón el ruso Khabib Nurmagomedov, pero a medida que se extendió la pandemia mundial por coronavirus y se establecieron restricciones de viaje, la pelea se canceló por quinta vez.

Por su parte, faltando pocos segundos segundos para finalizar el segundo asalto el de origen mexicano Cejudo paró en seco al también mexico-estadounidense Dominick Cruz y retuvo su título de los pesos gallos.

Cejudo (15-2) superó por nocaut a Cruz (22-2) para retener el cinturón de la división en combate coestelar de la UFC 249.

Previamente, entre las cinco peleas que se realizaron por el sistema de cable "pague por ver", el estadounidense Greg Hardy (6-2) sometió por decisión unánime y le quitó el invicto en los pesados a Yorgan De Castro (6-1), de Cabo Verde.

Pese a la falta de público se vivieron combates con mucha adrenalina como el que el estadounidense Calvin Kattar (21-4) superó por nocaut en el segundo (con el codo) al también local Jeremy Stephens (28-18) en los pesos plumas.

En tanto, en los pesados, el camerunés Francis Ngannou (15-3) venció también por nocauts en el primer asalto al brasileño Jaizinho Rozenstriuk (10-1), quien también perdió su invicto.

El UFC volvió en los Estados Unidos y, si bien tiene la cuenta pendiente del regreso del público, se han vividos combates de buena calidad, algo que se extrañaba desde que llegó el coronavirus.

Dejá tu comentario