Un insólito choque entre los Red Bull le dio el 1-2 a McLaren

Deportes

McLaren logró el doblete en el Gran Premio de Fórmula 1 de Turquía con los pilotos británicos Lewis Hamilton y Jenson Button, que aprovecharon un insólito choque entre los Red Bull del australiano Mark Webber y del alemán Sebastian Vettel cuando lideraban la carrera.

Webber cerró el podio detrás de los McLaren y es líder en solitario del campeonato pese a su golpe con Vettel. Suma 93 puntos por los 88 de Button y 84 de Hamilton.

A 15 vueltas para el final, Vettel atacó la primera plaza de Webber en una recta. Se tocaron y el doblete se esfumó. El alemán tuvo que retirarse y el australiano, tras cambiar pasar por boxes pudo llegar en tercer lugar.

El español Fernando Alonso fue octavo con su Ferrari y se benefició de la batalla entre los Red Bull de cara a la lucha por el campeonato. Es cuarto con 79 puntos, uno más que Vettel.

El alemán Michael Schumacher fue cuarto, la mejor posición desde su regreso a la Fórmula 1 tras tres años de pausa.

Hamilton logró su primera victoria del año y la tercera para su equipo en 2010. No era el primero en ver la bandera de cuadros desde Hungría 2009. En su carrera suma ya 12 triunfos.

En la salida, Vettel y Schumacher aprovecharon que salían por la parte limpia para adelantar respectivamente a los McLaren-Mercedes de Hamilton y Button.

Pero poco después, los británicos hicieron valer la velocidad de sus McLaren gracias al conducto F para recuperar sus posiciones.

El dispositivo les da una velocidad extra en las rectas al cerrar el flujo de aire que llega al alerón trasero. En el circuito de Estambul se reveló capital. Pese a las imitaciones, ningún equipo consiguió hasta ahora el funcionamiento de McLaren.

Lo del equipo Red Bull fue insólito. A 15 vueltas del final, Vettel trató de adelantar a Webber en una de las rectas. Ambos se tocaron. El alemán quedó fuera de carrera y le echó la culpa a su compañero, al que tildó de "loco" llevándose el dedo índice a la sien. El australiano tuvo que cambiar el morro de su coche, pero se mantuvo en carrera en tercera posición.

Dejá tu comentario