Día de la Mujer: el vino, foco de debates sobre género

El posicionamiento de las bodegas con mensajes teñidos con estereotipos de género es un tema recurrente. ¿Rosé, blanco dulce o robusto? Errores y aciertos en la comunicación ante una jornada plagada de significados.

Cada año, el Día Internacional de la Mujer ocupa un espacio más importante en la agenda de las empresas. A la hora de comunicar sus acciones, muchas organizaciones siguen alimentando los estereotipos. Otras, en cambio, ofrecen contenido. El abanico invita a reflexionar sobre dónde estamos parados en términos de comunicar equidad.

La comunicación de una marca, agente de cambio y consumo cultural, sirve, por un lado, para posicionar un producto, para vender, para ganar mercado. Por otra parte, expone su punto de vista, su postura frente al mundo. En el caso de algunas bodegas, sus acciones (o inacciones) de cara al 8M parecen haber alcanzado su tipping point o punto de inflexión, ese lugar en donde un posicionamiento se vuelve exponencial, se masifica y ya no hay retorno.

Blanco, rosé y amarillo pálido

“Llega el Día de la Mujer y así el día perfecto para celebrar con un nuevo rosado sofisticado y refrescante, el Escorihuela Gascón Gran Rosé 2019”, reza un comunicado de los tantos que se reciben a diario en las redacciones de los medios de comunicación durante la primera semana de marzo. “Para este 8 de marzo Bodega Lola Montes te propone festejar con Lola Montes White Blend. Se trata de un blanco frutado y fresco, con un dulzor delicado. Tiene reflejos dorados y un color amarillo pálido. Recuerda a duraznos, damascos, peras, manzanas verdes, uvas y flores blancas”, refuerza otra gacetilla.

captura vino2.png
Un vino

Un vino "para ellas". Bodega Lola Montes propone celebrar el 8m con un Lola Montes White Blend.

Mensajes como estos, entre otros, generaron revuelo en las redes sociales de varios comunicadores. “Basta de ñoñeces, prenseres & marketineres. Harta de la gacetilla n° 5.000 de vino rosado para el Día de la Mujer”, expresó una colega en sus redes. "No me digas feliz día ni me regales flores, este día se creó para concientizar sobre la equidad. Los comunicadores, las organizaciones, los profesionales de todos los ámbitos, los promotores de los ODS, tenemos el gran desafío por delante de instalar debates, facilitar conversaciones y espacios donde seguir de-construyendo y construyendo nuevos paradigmas. Es un largo camino y cada persona desde su lugar es responsable (somos) de que el tema de la paridad y la reducción de las desigualdades siga en la mesa", consideró Soledad Ytuarte, Coach Ontológica, Periodista, Promotora certificada de los ODS.

Un tinto robusto

En la vereda opuesta, Bodega Vicentín promocionó para esta fecha su vino Robusto. “Transitamos una época estimulante para el incipiente consumidor de vinos, y no hablamos de mujeres ni de hombres, hace ya muchos años que todos entendemos que el vino no distingue de sexos, y que todos podemos disfrutar de las distintas variedades y cepas en todo momento y en cualquier lugar. Los otrora monolitos de lo correcto y lo permitido se van desmoronando a través de las propuestas irreverentes de un mercado que se encuentra en continuo movimiento, como lo está haciendo la sociedad y las mujeres que lo potencian”, opinó Max Ortiz, sommelier, Director de Marketing de Bodega Vicentín.

Robusto 2.jpg
Un malbec

Un malbec "Robusto", la propuesta de Bodega Vicentín para el Día de la Mujer. "Un vino para los tiempos que corren", consideraron desde la marca.

“Por eso, aprovechando el Día de la Mujer, intentaremos desprendernos de los conceptos de ‘para uno o para otro’, que contaminan nuestro inconsciente colectivo, recomendando a ellas un vino para los tiempos que corren y que también les puede alegrar el paladar: Robusto, un malbec elaborado con uvas provenientes de Perdriel, Lujan de Cuyo”, agregó Ortiz.

Carolina Feit, sommelier y guía nacional de turismo, analizó: “Si queremos igualdad no deberíamos tener un día especial para nosotras (aunque es en homenaje a un hecho histórico), aunque no estaría mal tomar esta fecha para entender que el objetivo es que cuando bebemos un vino encontremos nuestra identidad. Y la identidad no tiene género ”. En esa línea, Feit sostiene que “muchas bodegas todavía tienen directivos y enólogos hombres. Las mujeres avanzan lento en los altos cargos o en la responsabilidad de la elaboración de los vinos, esto hace que tengamos todavía ese estereotipo de que la mujer usa color rosa y el hombre usa el celeste, los perfumes son delicados y florales para las mujeres y amaderados para los hombres y el vino no quedo ajeno a esto. Hoy en día la mujer puede beber cualquier cerveza pero el vino tiene que ser blanco o rosado. Si queremos ganar marketing y volver a ser el vino la bebida número 1 no podemos seguir razonando de esta manera. Qué tal si pensamos en llegar al público femenino con un blend de tintas, robusto, como es la lucha de las mujeres”.

Según un toolkit que publicó la R.E.D. Red de Empresas por la Diversidad de la Universidad Di Tella, “el 8M es un oportunidad para visibilizar estas desigualdades y promover las transformaciones necesarias para incluir y desarrollar a las mujeres como individuos de pleno derecho y en igualdad de condiciones que los varones”. El recurso que se presentó como “Recomendaciones para empresas R.E.D. sobre qué hacer y qué no hacer” en este día, explica que “en general, se tiende a pensar que el Día de la Mujer es una fecha en la que tenemos que agasajar a nuestras colaboradoras” y que “muchos mensajes de felicitación no sólo tergiversan el origen y el objetivo del 8M, sino que incluso reafirman estereotipos de género y los micromachismos que sostienen las relaciones desiguales de poder”. “En lugar de felicitar a las mujeres, sería bueno distinguir a personas -varones o mujeres- comprometidas/os con la igualdad de género”, aconseja.

Dejá tu comentario