Economía

Director regional de Air Europa: "La industria aerocomercial necesita políticas de Estado"

El ejecutivo de la aerolínea española pidió reglas de juego estables y de largo plazo, más allá de quien gobierne. Inauguró la ruta Iguazú-Madrid.

Año ’88. El torneo de reserva de fútbol de AFA enfrenta en San Martín al local, Chacarita, contra All Boys. Córner desde la derecha, el 6 del “Funebrero”, grandote, metro ochenta y pico, salta a cabecear con el 9 rival en un centro que viene desde la derecha. “Desde ese momento no recuerdo más nada. Me desperté en el hospital con fractura de cráneo. Me contaron que choqué con la cabeza del delantero y caí desplomado al piso. Perdí el conocimiento en el acto”, recuerda Diego García, hoy director general en América de Air Europa.

Un jugador de toda la cancha. Así se puede definir a este alto ejecutivo que lleva más de 30 años en la industria del turismo. “A los 17 años me di cuenta que no iba a poder vivir del fútbol y un tío me consiguió trabajo en una agencia de viajes. Empecé como cadete mientras estudiaba en la UBA la carrera de ciencias de la comunicación, quería ser periodista”, recuerda el hombre que con los años decidió cambiar de carrera e ingresó a la Perito Moreno para hacer la tecnicatura en turismo.

García ocupó distintos puestos de mando en agencias, hasta que en 2001, previo a la crisis, ingresó a Copa Airlines como gerente de ventas para Argentina, Paraguay y Uruguay. “Ahí estuve 4 años hasta que paso a Continental (dueña de Copa), cuando abrió la ruta en 2005. Fui subgerente de ventas y después Country Manager”, repasa.

En 2009 la carrera laboral de García hace un giro de 180 grados. Durante la primera presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, Axel Kicillof y Mariano Recalde arman el equipo que llevaría a cabo la recordada reconversión de Aerolíneas Argentinas y convocan a Juan Pablo Lafosse (hoy CEO de Almundo) para liderar esa cruzada. “Juan Pablo me ofrece entrar a la compañía y acepto. De ahí tengo un breve paso por Amadeus (un conglomerado francés, español y alemán con foco en el turismo corporativo) y luego regreso a Aerolíneas Argentinas con el actual Gobierno”, por pedido Isela Costantini (en aquel momento presidente de la empresa) y el actual Ministro de Transporte Guillermo Dietrich. “Estuve ahí hasta marzo del año pasado, cuando me convocó la gente de Air Europa”, cuenta García.

Periodista: ¿Cuál es la demanda de viajeros argentinos a Europa en el contexto actual?

Diego García: Es excelente. A diferencia de otros destinos que cayeron por el contexto, Europa creció un 3% interanual. Recientemente ofrecimos financiación y duplicando las ventas desde la Argentina.

P.: ¿A qué se debe?

D.G.: El argentino que viaja a Europa se divide en tres segmentos: el corporativo, las familias que van y vienen y el mercado netamente turístico, que es un cliente de alto poder adquisitivo. Es un pasajero que no se resiente con la crisis. Europa es muy fuerte, a diferencia de otros destinos como por ejemplo el Caribe, que si bajó mucho la demanda los últimos años.

P.: ¿La financiación es determinante para comprar turismo?

D.G.: Es clave. Viajar para el argentino es una terapia. Y si tiene la facilidad de pagar en cuotas, en pesos y sin interés, le gana a la inflación. Es el combo perfecto.

P.: ¿Qué porcentaje total de la plaza de viajeros de Air Europa son argentinos?

D.G.: Hoy, el 50%.

P.: ¿Cuáles son los desafíos en la Argentina y la región?

D.G.: Seguir creciendo. Ahora nos entran dos aviones con la configuración de la nueva business, que son 36 butacas, con una configuración de cabina uno- dos-uno todo pasillo y el primer destino que la va a usar es Argentina. Para el año que viene estamos creciendo 12% en oferta en Ezeiza y en Córdoba e Iguazú también estamos mejorando el producto. Seguimos apostando fuerte al país.

P.: ¿Están evaluando otro destino en la Argentina?

D.G.: No por ahora. Parte de la estrategia es seguir creciendo en aquellos países donde haya volumen de pasajeros importante. La Argentina es uno de ellos. Por eso abrimos la ruta de Córdoba y ahora Iguazú. Y en el plano regional, este año abrimos Panamá y Medellín y en diciembre será el turno de Fortaleza. El año que viene apuntamos a Cartagena de Indias y San José de Costa Rica. En los planes a mediano plazo están Santiago de Chile y el DF (México).

P.: ¿Cuánto tiempo se negoció la ruta de Iguazú?

D.G.: Dos años y medio aproximadamente. Fueron varias idas y vueltas. El vuelo iba a empezar a operar en febrero pero el fabricante se demoró en la entrega de los aviones. Después pasó a junio, hubo otra demora y finalmente decidimos largarlo vía Asunción, en agosto.

P.: ¿Es un vuelo de alta demanda?

D.G.: Sí. Para los europeos, la Argentina es un destino exótico y compra el vuelo con seis meses de anticipación. Y el camino es ascendente, hay mucho potencial para explotar.

P.: ¿Cuánto cuesta el pasaje de Iguazú a Madrid?

D.G.: Las ofertas arrancan en 990 dólares con tasas e impuestos incluidos.

P.: Cuánto influyó Ramón Puerta (actual embajador argentino en España y ex gobernador de Misiones) en la concreción de la ruta Iguazú-Madrid?

D.G.: La idea fue de Gustavo Santos (Secretario de Turismo de la Nación). Ramón Puerta es el embajador de España y también fue un actor clave. Hubo muchas reuniones entre las embajadas. También cooperaron mucho la ANAC y Guillermo Dietrich.

P.: ¿En octubre, con la llegada del Boeing 787 Dreamliner, el vuelo va a ir a Montevideo?

D.G.: No. Por ahora va a seguir con Asunción. La tarifa media a Asunción es mejor que la de Montevideo. Es mucho más eficiente mantener esta misma ruta. Además, las posibilidades que ofrecemos a los viajeros son muy buenas.

P.: ¿En qué sentido?

D.G.: En el servicio. Es un círculo virtuoso para el turista que viene a la Argentina. Pueden entrar por Buenos Aires y salir por Iguazú o viceversa. Además, tenemos código compartido con Aerolíneas Argentinas; Iguazú tiene conexión con Salta y con Córdoba a todos los destinos del sur del país.

P.: Si se confirma el resultado de las PASO: ¿Cómo los afectaría un hipotético cambio de Gobierno en octubre?

D.G.: Confiamos en que la política turística y aerocomercial siga por este rumbo, que es el correcto. Las palaras del gobernador de Misiones (Hugo Passalacqua) durante la inauguración del vuelo a Iguazú fueron claras en este sentido. A pesar de ser opositor, agradeció al Gobierno la apertura al turismo. Esperemos que esto siga igual. Las empresas que juegan en la industria aerocomercial hacen grandes inversiones pensando en el largo plazo. No podemos pensar en 4 años de un gobierno. La industria necesita políticas de Estado, no de corto plazo.

P.: ¿No le hubiera gustado vivir del fútbol?

D.G.: En algún momento fantaseé con eso. Nunca abandoné el fútbol. Participé de los torneos de AFA amateur hasta los 35 años y actualmente juego la liga de veteranos de San Fernando. Hoy no me imagino siendo un futbolista profesional. Me fascina lo que soy y lo que hago. Tampoco me imagino dejando el fútbol (risas). Es el fútbol el que me va a dejar a mí….

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario