Admite el Central que la inflación será aún mayor

Economía

El Banco Central reconoció ayer por primera vez que no se cumplirá con la meta anual de 8% de inflación que se había proyectado para 2005. «El BCRA es consciente de que dada la evolución de los precios en el primer semestre y los rezagos propios de la política monetaria, disminuyen las posibilidades de alcanzar la pauta indicativa máxima prevista para este año», aseguró la entidad que dirige Martín Redrado en el Informe de Inflación del tercer trimestre que se divulgó ayer.

En este contexto, se menciona que en julio la inflación «será superior a 1%», aunque no adelanta en qué nivel se ubicará.

• Expectativas

El BCRA advirtió que continuarán «reduciendo el estímulo monetario» para evitar que «la evolución de los precios y las expectativas de inflación se autoalimenten».

No hay en el trabajo un nuevo pronóstico por parte del BCRA sobre cuál será el nivel de inflación para todo 2005. Simplemente menciona que las expectativas de mercado la ubican dos puntos por encima de la meta (es decir en 10%).

Si bien explica que se produjo una desaceleración de la inflación en el segundo trimestre,advierte al mismo tiempo que esta tendencia se revertirá en el tercero. Y adelanta que
en julio los precios subirán más que en junio (ese mes registró una inflación minorista de 0,9%). La visión del Central respecto de la marcha de la inflación no ofrece una conclusión definitiva respecto del proceso que aceleró el fenómeno.

• Efectos

Más bien reparte responsabilidades. Por un lado, asegura que se manejarán con mayor cautela en lo que respecta a la emisión monetaria. Pero al mismo tiempo advierte sobre los efectos que aumentos salariales y una política fiscal expansiva (o sea aumento del gasto) están teniendo sobre los precios, con lo cual apunta a la política económica del gobierno más que a comportamientos puntuales de la autoridad monetaria.

• Sendero alcista

Además de la suba de los servicios en el índice, Redrado asegura que también continúa el sendero alcista para los alimentos, aun tras la desaceleración que se produjo en el segundo trimestre.

Estos son los puntos centrales del Informe de Inflación conocido ayer:

• Los incrementos de precios están impulsados por decisiones de mercado en un contexto de presiones de costos, baja capacidad ociosa e incremento del consumo.

• La dinámica está acompañada por una recomposición de los precios relativos a favor de los servicios, aunque los precios de los bienes también aumentan.

• Es difícil que continúe la desaceleración de la inflación en el tercer trimestre, sobre todo teniendo en cuenta que para julio se proyecta un aumento de precios que supera al del mes previo.

• Influyen en esta aceleración los resultados de las negociaciones salariales, la estacionalidad propia del Indice de Precios al Consumidor (IPC) y la política fiscal más expansiva en la segunda mitad del año (a lo que se adicionan alzas en salarios públicos y jubilaciones).

• Se aprecia una persistencia en los aumentos de precios que se desprende de la acumulación de subas discretas en los precios de ciertos sectores.

• Un eventual estímulo de la demanda por encima de las posibilidades de producción sigue siendo uno de los principales factores de riesgo para analizar en el corto plazo.

Dejá tu comentario