Anuncios de Jaime a los gremialistas

Economía

«Los que se quieren ir son los de Marsans;por eso estamos conversando con grupos nacionales para ver si quieren hacerse cargo de Aerolíneas Argentinas.» El secretario de Transporte, Ricardo Jaime, sorprendió así a sus interlocutores, dirigentes de cuatro sindicatos de los trabajadores aéreos. Fue ayer en su despacho, al que los gremialistas habían concurrido convencidos de que les adelantaría la próxima conformación del paquete accionario de la aérea.

No fue así, pero Jaime les confesó que «la situación se define en los próximos días, a lo sumo la semana que viene». La revelación del funcionario echaría entonces un manto de duda sobre la reunión que deben mantener el 16 de mayo en Lima los presidentes Cristina de Kirchner y José Luis Rodríguez Zapatero para tratar todos los temas que afectan la relación bilateral, incluido el de la línea de bandera.

  • Preocupados

    Jaime dijo también que habían conversado con varios grupos empresariales del país (todos los que fueron trascendiendo, como el Grupo Macro, Eduardo Eurnekian, Juan López Mena de Buquebús, Claudio Cirigliano de Grupo Plaza), pero que hasta ahora no habían convencido a ninguno. «Nos preocupa Aerolíneas y queremos que siga volando», les dijo Jaime a Edgardo Llano (personal de tierra), Ricardo Frecia (auxiliares de a bordo), Horacio Capurro (técnicos de vuelo) y Rubén Fernández (personal superior), acompañados por otros dirigentes de esos gremios. «Por eso en estos días sale el subsidio para el JP1 (combustible para las aeronaves) y otras medidas que la favorecerán».

    Esas medidas habían sido comprometidas por el gobierno hace ya dos años, e incluidas en un memorando firmado en Madrid por el jefe de Gabinete Alberto Fernández y los accionistas del Grupo Marsans, controlante de Aerolíneas.

    Jaime confirmó también la voluntad del gobierno de acrecer a 20% su actual tenencia accionaria en la aérea (que es hoy de 5%); también que era aspiración oficial devolverles a los trabajadores el 10% sobre el capital de Aerolíneas Argentinas que tenían a través del PPP (Programa de Propiedad Participada), creado cuando se privatizó la empresa. No aclaró cómo se pensaba pagar ese 25%.

    El PPP tiene hoy menos de 1% de las acciones, dado que su porcentaje se licuó con sucesivos aumentos de capital que los empleados no pudieron acompañar. Este tema había sido llevado por los gremios a las comisiones de Trabajo y de Transporte de la Cámara de Diputados; obviamente el representante por la CGT Héctor Recalde les avaló el reclamo, pero tampoco se pronunció sobre el mecanismo para recuperar el 10% histórico.

    Si el Estado trepa a 20% y los empleados vuelven a tener 10% de las acciones de Aerolíneas, y a esto se suma la aspiración oficial de encontrar un socio local para la aérea, está claro entonces que Marsans quedaría como socio minoritario; al menos ésa fue la impresión que les quedó a los gremialistas al salir de las oficinas de Jaime.
  • Dejá tu comentario