Aprobó Diputados poner IVA de 10,5% al pan (precio subiría)

Economía

Por primera vez en la historia del país, el pan quedará gravado con IVA. Es que la Cámara de Diputados votó ayer reducir la alícuota que se paga sobre la harina a 10,5% y, al mismo tiempo, que se aplique ese porcentaje al pan común (hoy está exento). La intención, ahora, es eliminar la evasión en ese sector. El esquema es simple: el trigo paga en la actualidad IVA a 10%, la harina a 21% y el pan al consumidor no tributa. Esas diferencias son las que, para el gobierno, generan evasión. Al reducir el impuesto a la harina debería bajar el precio. Gravar al consumidor de pan, al mismo tiempo, incentivaría que no se evada para poder descargar el tributo. Esos argumentos explicados ayer en el Congreso dejan un interrogante: ¿trasladarán los comercios 10,5% de IVA al pan común o computarán la baja en la harina? El problema es que el gobierno cerró un acuerdo con los molineros, pero sólo en esta parte de la cadena se contempla que no haya subas a futuro.

La Cámara de Diputados aprobó ayer la reducción del IVA a 10,5% para la harina y gravar por primera vez el pan con la misma alícuota. Al mismo tiempo, se aprestaba anoche a votar en general la ley de promoción para la exploración y explotación de hidrocarburos -mediante incentivos fiscales- en medio de un duro debate con la oposición.

La ley que reduce el IVA sobre la harina de trigo tampoco estuvo exenta de cuestionamientos. Aprobada por 139 votos a favor -del bloque kirchnerista, presidido por Agustín Rossi, y aliados-, 35 en contra y 4 abstenciones, fue justificada por el oficialismo como un mecanismo para «combatir la evasión» en el sector molinero y luchar contra el trabajo en negro. Carlos Snopek, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, afirmó: «Tanto los molinos harineros como las panaderías manifestaron su compromiso de no subir los precios».

Pero la oposición no creyó lo mismo, al punto que el debate se postergó hace dos semanas por las dudas que se generaron en torno al efecto que tendría la ley en los precios del pan. La radical mendocina Silvia Lemos protestó: «Al gravarlo, el fabricante se encuentra habilitado para trasladarlo al precio final del producto».

  • Propósito

    El hecho es que el gobierno decidió reducir el IVA sobre la harina de trigo, que hoy paga 21%, para evitar la evasión en el sector y con eso reducir el precio de ese insumo. Al mismo tiempo se grava el pan a 10,5% argumentando que el efecto final en la cadena no debería implicar una suba de ese producto al consumidor. Pero no todos opinan lo mismo.

    Desde el bloque de Propuesta Federal, Estaban Bullrich anticipó que acompañaba el proyecto: «Viene a solucionar un problema que existe en la cadena por la competencia desleal», aunque reconoció que «el pan debería bajar pero no creemos que así sea».

    Se criticó también en el Congreso que el acuerdo cerrado entre el gobierno y los molinos harineros -a los que se considera únicos beneficiariosde la medida- incluyera un mantenimientode precios: «Deberían haber acordado una baja de precios para que la aplicación del IVA no impactara en un incremento. Los comerciantes van a trasladar al precio el 10,5%».

    Terminado ese trámite, los diputados se dedicaron a debatir la ley de promoción a la exploración y explotación de hidrocarburos, la norma que permitirá a las empresas obtener beneficios impositivos si se asocian con ENARSA en operaciones en nuevas áreas petroleras.

    Desde el Frente para la Victoria, la titular de la Comisión de Energía, Rosana Bertone, defendió: «Existe la necesidad de explorar para dar respuesta al crecimiento explosivo de la demanda».

    Pero parte de la oposición, como el ARI y Claudio Lozano, acusó: «Se financiará con los impuestos del pueblo argentino a las empresas petroleras que ganan 8 mil millones de dólares anuales». «Se mantiene el esquema de saqueo del menemismo, se premia los incumplimientos de las petroleras», dijo Lozano en el recinto.
  • Dejá tu comentario