24 de abril 2007 - 00:00

Ardid del Banco Central: ocultó el pasivo del banco de los Greco

Puede convertirse en el capítulo más escandaloso del caso Greco. La Auditoría General ya investiga cuál fue el pasivo real que el Banco de los Andes, brazo financiero del grupo mendocino, mantenía con el Banco Central y que figuró en el rubro incobrables durante años, para luego desaparecer dentro de otras cuentas en los 90. La denuncia vuelve a partir de los senadores radicales que en diciembre frenaron el proyecto de pago de $ 578 millones a los Greco que luego el gobierno congeló en medio de un escándalo. Alegan que el Banco de los Andes tenía deudas con el Central por $ 3.000 millones, en parte producto de los redescuentos otorgados durante la crisis de 1980 y por la garantía a depositantes. La gravedad radica en que si se corroboran esos números, se comprobaría que el Estado no debió pagarles deuda alguna a los Greco-Bassil. Los defensores oficiales nunca incluyeron ese pasivo -tampoco otros que mantenía el grupo con el fisco-dentro de la homologación judicial que se aprobó en 2005 y que se intentó liquidar antes de resolver el affaire.

Pedro Pou
Pedro Pou
La Auditoría General ya avanzó en la investigación del escándalo conocido como el caso Greco, aunque oficialmente no se conozca aún su informe. Pero entre los datos con que cuentan hay uno que inquieta al gobierno: mientras el Ministerio de Economía avanzó en el procedimiento para habilitar las órdenes de pago a favor de los Greco-Bassil -con el polémico final en el Senado del proyecto para emitir bonos y cancelarla-, en el Banco Central continuaba figurando el pasivo que dejó como incobrable la quiebra del Banco de los Andes, brazo financiero de ese conglomerado mendocino.

El informe de la AGN, entonces, abundaría en datos sobre la deuda de Banco de los Andes con el Central, originada en los redescuentos que se le otorgaron cuando esa entidad financiera comenzó a derrumbarse en medio de la crisis que terminó con la intervención del Grupo en 1980.

  • Deuda

  • Los radicales que iniciaron la denuncia sobre el caso Greco, y que mantienen diálogo habitual con la Auditoría General, informaron que la deuda del Banco con el Central ascendía a $ 3.000 millones a valores actuales, lo que impediría cualquier compensación de deuda a favor de los Greco-Bassil.

    Pero la Auditoría ahora está profundizando en las razones por las que el Central le dio de baja en los '90 a la previsión por incobrabilidad que se había incluido en el balance de la autoridad monetaria por el perjuicio producido por el banco de los Greco. De ese monto original hoy figuran sólo en el rubro global de Cuentas por su Orden unos $ 23 millones.

    Los auditores que trabajan en el área del Banco Central están ahora enfocándose en encontrar esos antecedentes. Uno de los elementos de investigación que se tomaron como punto de partida son los créditos por cobrar contra la quiebra del Grupo Greco que entregaron los abogados de Pedro Pou en el incidente presentado por sus abogados.

    No es la primera vez que se introduce en la investigación del fallido pago a los Greco por $ 578 millones la acusación al gobierno de no haber tenido en cuenta la deuda que mantenía el banco del Grupo con el Central.

  • Informe

    El juez federal Sergio Torres había recibido ya un informe del Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica donde se consiga que «el Estado se hizo cargo de una deuda de unos 9.000 millones de pesos que nunca fue saldada por el grupo económico, ocasionando un perjuicio irreparable al erario».

    Allí explicaron que el Banco de los Andes fue el « agente financiero del grupo», liquidado mediante un «fraude que provocó perjuicios por miles de millones de pesos atento a los 74 préstamos que el Banco Central le otorgó a la entidad fraudulentamente vaciada» y atribuyeron la caída del grupo al «abuso de los mecanismos de garantía estatal de los depósitos con los que se beneficiaron los miembros de esas empresas».
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar