Preocupa más hoy a automotrices la falta de piezas que la pandemia

Economía

Producción de octubre bajó 9,8%, pero no estuvo condicionada por protocolos sanitarios. La primera ola de la pandemia parece haber quedado atrás. El problema que sí complica a la fabricación de vehículos es el abastecimiento de autopartes por distintos motivos.

Para la industria automotriz, la primera ola de la pandemia parece haber quedado atrás. Las restricciones sanitarias y los protocolos, que hasta hace un mes todavía era una limitante en la fabricación de 0km, ya no impiden el normal desempeño de la industria. Es decir, el volumen de producción alcanzado en octubre fue, prácticamente, el planificado por la mayoría de las fábricas. “Estamos trabajando al ritmo que necesitamos. No tenemos problemas por el coronavirus, más allá de contar con un porcentaje de trabajadores en condiciones de riesgo pero no es una limitante”, explicaron desde una automotriz. Desde otras empresas ratificaron el poco impacto que implica el Covid-19.

El problema que sí complica a la fabricación de vehículos es el abastecimiento de autopartes por distintos motivos. “La situación está atada con un alambre muy fino”, explicaron en otra empresa en relación al suministro de piezas.

AUTOS.jpg

Las trabas a las importaciones que afecta a toda la economía también repercuten en este rubro. Hay más controles y los trámites son más lentos. Con la política de trabajar con stocks muy limitados, cualquier traspié pone en riesgo la continuidad de la producción. A esto se suman otros inconvenientes que tienen que ver con la logística de la llegada de insumos desde el exterior. Como la demanda en el mundo va en aumento, todo el abastecimiento está recalentado. Es por eso que, en varias ocasiones, los barcos llegan sobre la hora para bajar la mercadería e ir directo a la línea de producción.

Los problemas para la llegada de piezas se produce desde distintos destinos como Asia, Europa y Brasil. En el caso europeo, se teme que las nuevas restricciones sanitarias por la segunda ola de coronavirus puedan complicar más el panorama. Esto se produce en un contexto de fuerte demanda interna por el impacto de la brecha cambiaria que alienta a la compra de vehículos por parte de los ahorristas en dólares.

Con un promedio de 21 días hábiles de actividad, un día menos que el mes anterior, se fabricaron en octubre 28.706 unidades un 10,7% menos que el registro de septiembre y un 9,8% por debajo de igual mes del año pasado, según informó la asociación que agrupa a las terminales (ADEFA).

La producción acumulada en los primeros diez meses del año se ubicó en 194.445 unidades (vehículos de pasajeros y utilitarios), lo que representó una baja de 28,8 % en su comparación con el mismo período enero- octubre de 2019.

El presidente de ADEFA, Daniel Herrero, sumó otro factor al desempeño del mes y tuvo que ver que algunas empresas socias realizaron adecuaciones en sus líneas de producción por el lanzamiento de nuevos modelos.

En cuanto a las exportaciones, las terminales enviaron al exterior, en octubre, 14.845 unidades, un 17,1% por debajo del volumen del mes anterior, y 23,2% menos respecto de las 19.339 unidades que se enviaron en octubre del año anterior. Este dato refleja que la región muestra una recuperación lenta.

Dejá tu comentario