30 de abril 2007 - 00:00

Bajan más las tasas, pero nadie toma crédito

Bajan más las tasas, pero nadie toma crédito
Desde noviembre de 2006 el crecimiento interanual de los préstamos privados se desacelera volviendo a los niveles de mediados del año pasado.

Así lo advierte la Fundación Mediterránea al señalar en su informe semanal que «en lo que va de abril los créditos al sector privado alcanzaron los $ 80.665 millones creciendo en forma interanual a 39,3%. Si bien el ritmo de expansión de los mismos sigue siendo fuerte, se mantiene la desaceleración iniciada en noviembre del año pasado, cuando la tasa interanual se había ubicado en 43,5%».

  • Origen

  • Sin embargo, esto no estaría vinculado con un retraimiento de las colocaciones, o bien a una caída del nivel de liquidez del sistema, dado que «los depósitos del sector privado siguen acelerándose mes a mes y para abril la tasa de crecimiento interanual que viene creciendo en forma consecutiva desde marzo de 2006, se posiciona en 26,2% interanual».

    Al analizar el comportamiento de los préstamos, la fundación explica que «la desaceleración se debió principalmente a la caída de las tasas de expansión de los préstamos comerciales -como adelantos en cuenta corriente y documentos a sola firma- y de los de consumo -las líneas de personales y con tarjeta de crédito- ».

    El menor crecimiento de estas modalidades de financiamiento bancario tendría, en parte, su correlato en el nivel de actividad, pero sobre todo en el consumo.

    Cabe recordar que los créditos al consumo venían creciendo a tasas interanuales superiores a 60%, reconoce el informe, lo que se ubica muy por encima del promedio general.

    En relación con la merma experimentada en las líneas de crédito comercial, la Mediterránea sostiene que ésta «llama la atención, ya que anteriormente el ritmo de expansión había seguido casi a la par del promedio total de préstamos al sector privado».

  • Aceleración

    Contrariamente los créditos con garantía real, como hipotecarios y prendarios, continúan acelerándose aunque todavía a tasas inferiores al promedio, del orden de 29% interanual.

    Respecto al costo de los préstamos privados en pesos se observa, en los sondeos del Banco Central, que las tasas más bajas o acordes con el nivel de inflación esperada son las vinculadas con los prendarios, hipotecarios y luego el descuento de documentos a sola firma y los adelantos en cuenta corriente (giro de descubierto). Mientras que las tasas de las líneas de crédito personales y de tarjetas de crédito más que duplican a la inflación del INDEC.

    Además se percibe cierto repunte de las tasas activas en las últimas semanas y así se refleja en el último informe monetario semanal del Banco Central donde la tasa prime -préstamos en pesos a 30 días para grandes empresas de primera línea (bajo nivel de riesgo)- subió a 8,87% cuando un mes antes era de 8,59%.

    De acuerdo con el relevamiento del Banco Central al 20 de abril pasado el stock de préstamos al sector privado en pesos es de 67.720 millones, estableciendo un crecimiento mensual de 0,7% y de 38,3% interanual. El informe oficial muestra además que las líneas crediticias que más han perdido dinamismo son las de tarjetas y documentos.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar