Balanza comercial con Brasil arrojó un déficit de u$s275 millones en noviembre, el más alta desde junio de 2018

Economía

Las exportaciones cayeron un 22% ese mes, mientras que las importaciones avanzaron un 35%. Según estimaciones, el año terminará con un déficit cercano a los u$s800 millones.

La balanza comercial con Brasil arrojó un déficit de u$s275 millones en noviembre, el más alto desde junio de 2018, con una caída del 22% en las exportaciones y un alza del 35% en las importaciones, según datos de la consultora Abeceb.

Las exportaciones totalizaron un valor de u$s664 millones, mientras que las importaciones alcanzaron los u$s939 millones. El resultado noviembre implica un deterioro de u$s432 millones con respecto al registro en igual mes de 2019 (+ u$s157 millones).

De acuerdo a las estimaciones, el año terminará con un déficil comercial cercano a los u$s800 millones; mientras que para 2021 se ampliaría al u$s2.000 millones.

balanza comercial noviembre brasil.jpg

En los primeros once meses del año, el saldo comercial acumula un resultado negativo de u$s668 millones y representa un deterioro de u$s1.235 millones en comparación al mismo período del año previo (+u$s567 millones).

Este deterioro del saldo comercial se da en un contexto en que el intercambio comercial bilateral (exportaciones + importaciones) disminuyó fuertemente, exhibiendo un descenso de u$s4.018 millones (-21,5% i.a.) en el período enero-noviembre de 2020, pasando de u$s18.728 millones a u$s14.709 millones.

En noviembre, las importaciones desde Brasil totalizaron los u$s939 millones, lo que implica un incremento del 34,7% i.a., siendo el tercer mes consecutivo de crecimiento y la expansión más elevada desde octubre 2017. De todas formas, las importaciones acumulan una caída del 15,3% i.a. durante los primeros once meses del año.

Desagregando por bloque y producto, las principales expansiones en las importaciones de América del Sur (+7,7% i.a.) desde Brasil fueron, por orden de incidencia, vehículos automotores de pasajeros (+44,3%), productos semi-acabados y otras formas primarias de hierro o acero (+1.175%), maíz sin moler (+195,6%) y salvado de soja y otros alimentos para animales (+146,1%).

Por su parte, las exportaciones argentinas a Brasil disminuyeron 22,2% con respecto al mismo mes del año anterior, de u$s854 millones a u$s664 millones, acelerando su ritmo de descenso con respecto a octubre y septiembre (-18,4% y -8,5% respectivamente) y asemejándose al de agosto (-25,0%). De esta forma, las exportaciones hacia Brasil acumulan 13 meses de descensos interanuales consecutivos y una caída del 27,2% i.a. durante el período enero-noviembre 2020.

Desagregando por bloque y producto, los rubros con mayor incidencia en la contracción de las exportaciones de América del Sur a Brasil (-0,9% i.a.) fueron vehículos automotores para el transporte de mercancías (-35,9%), gas natural (-94,2%), tubos, tuberías y mangueras de plástico y sus accesorios (-86,5%) y máquinas agrícolas (-64,5%).

Análisis

Para la consultora Ecolatina, "contrariamente a lo que podría pensarse, este desempeño no se explicó por un crecimiento de la economía argentina o un deterioro de la brasileña, sino por la evolución del mercado cambiario paralelo de nuestro país".

"Aunque la brecha retrocedió levemente durante el mes pasado, permaneció en niveles muy altos, alentando las expectativas de devaluación vis a vis la compra de bienes importados como una manera indirecta de acceder a dólares oficiales", agregó.

Según el informe de Ecolatina, "en respuesta, se pospusieron algunas ventas externas, a la par que se adelantaron algunas compras y stockeo, en pos de aprovechar los efectos de una devaluación. En este marco, noviembre fue el tercer mes seguido en el que las importaciones crecieron en la comparación interanual, aun cuando la mayoría de las actividades industriales continúan operando por debajo de 2019".

En sentido opuesto, se agravó la caída de las exportaciones en relación con septiembre y octubre (-14% i.a en el acumulado del bimestre), a pesar de que la economía brasileña siguió recuperándose luego del pico de Coronavirus. Más aún, al comparar con el resto de las importaciones de la primera economía del Mercosur, sobresale que éstas cayeron solo 1,3% i.a. en noviembre, reflejando que el desplome a dos dígitos fue más la excepción argentina que la regla general.

Para la consultora, "el principal problema de esta dinámica coyuntural es que puede auto convalidarse: las expectativas de devaluación disminuyen la oferta neta de divisas en el mercado oficial, alimentando las presiones cambiarias y las posibilidades de una depreciación del peso, reforzando así el movimiento inicial. Por lo tanto, aun cuando el nivel de tipo de cambio real no provoque “razones” para devaluar, la brecha cambiaria y la pérdida de Reservas están creándolas".

Perspectivas 2021

De acuerdo a la consultora Abeceb, las exportaciones caerían un 25,0% a u$s7.788 millones, lo que representaría una disminución similar a la de 2002 (-23,6%) y un retroceso a niveles de del año 2006 (u$s8.052 millones). Por otro lado, si bien esperamos que las importaciones aumenten un 15,7% en el último trimestre del año, estas disminuirían un 15,5% en todo el 2020 a u$s8.584 millones.

Con estos números, la Argentina finalizaría 2020 con un déficit comercial bilateral en torno a los u$s800 millones, cuando en 2019 había conseguido un superávit de u$s230 millones. Por su parte, el flujo comercial bilateral marcaría un retroceso del 20% a u$s16.372 millones. El ritmo de caída sería muy similar al del año 2014 (-20,5%), mientras que, en niveles, el resultado representaría un intercambio comercial similar al del año 2005 (u$s16.537 millones).

Hacia 2021, estimamos una profundización del déficit comercial a USD 2.000 millones aproximadamente, producto de un mayor dinamismo en las importaciones (+34,6%) que en las exportaciones (+22,0%). Por el lado de las ventas externas, vemos un mayor crecimiento en las exportaciones del sector automotriz y de las manufacturas de origen industrial sin autos (ambas en torno al 30%) y, en menor medida, en los cereales (+9%). Por el lado de las compras, vehículos y autopartes serían los rubros más dinámicos con una expansión del 60%.

De esta forma, si bien el intercambio comercial marcaría un fuerte incremento del 28,6%, en niveles se ubicaría apenas un 2,5% por encima de 2019 y un 22,9% por debajo con respecto a 2017, concluyó Abeceb.

Dejá tu comentario