Dólar: Banco Central flexibiliza el acceso a exportadores que aumenten sus ventas

Economía

Les permite acceder al mercado cambiario por un porcentaje de las exportaciones adicionales a las de 2020. La medida excluye granos y aceites. Deberán cumplir con los acuerdos de precios.

Apoyado en la recuperación de las reservas internacionales que posibilitó el boom de precios de los commodities, el Banco Central flexibilizó el acceso a dólares para los exportadores que aumenten sus ventas al exterior. Según definió ayer el Directorio de la entidad que preside Miguel Pesce, las empresas podrán acceder al mercado cambiario sin autorización previa del Central por un porcentaje (progresivo según su agregación de valor) de las exportaciones incrementales respecto del nivel de 2020. Para acceder al beneficio, entre otros requisitos, las firmas deberán cumplir con los acuerdos de precios pactados con el Gobierno. La medida abrirá parcialmente el mercado del dólar oficial para algunos jugadores de peso en el mercado.

“El BCRA genera incentivos para estimular la actividad exportadora al facilitar que los exportadores puedan realizar pagos sobre sus obligaciones externas pendientes”, señaló la autoridad monetaria en un comunicado. La medida beneficiará a exportadores tanto de bienes industrializados como extractivos, pero quedarán excluidos quienes exporten granos y aceites. Los porcentajes tendrán como parámetros el tiempo de liquidación de las divisas de los distintos bienes, cuyos plazos máximos varían en relación con la agregación de valor, de acuerdo con la normativa vigente.

Así, los bienes que tienen un plazo de hasta 30 días corridos para liquidar, podrán acceder por el 5% del excedente del incremento de ventas; los que se liquidan en hasta 60 días, podrán acceder por el 10%; y los que tienen hasta 180 días, dispondrán del 15%. Las divisas que puedan comprar de forma directa en el mercado oficial podrán destinarse a cancelar vencimientos de capital de deudas por la importación de bienes y servicios a contrapartes vinculadas, vencimientos de capital de endeudamientos financieros con el exterior a contrapartes vinculadas al deudor y al giro de utilidades y dividendos que correspondan a balances cerrados y auditados.

Para acceder al beneficio, los exportadores deberán contar con una certificación de aumento de las ventas externas emitido por la entidad financiera con la que operan en comercio exterior, la cual establecerá el monto máximo al que puede acceder en el mercado sin la conformidad previa del BCRA. “El certificado reflejará el valor de las exportaciones de bienes embarcados en 2021 y el ingreso y liquidación de las divisas correspondientes”, señaló el comunicado oficial. El exportador deberá presentar una declaración jurada en la que deje constancia de que el aumento de las exportaciones corresponde a la ampliación de las operaciones comerciales de carácter genuino y no a exportaciones de bienes derivadas por terceros.

La declaración jurada también debe “dejar constancia de que, en caso de corresponder, acepta y cumple los acuerdos de precios con el Gobierno Nacional”, expresó el Central. Esto incluye a la carne, cuya disparada de precios derivó en el actual cierre de las exportaciones para este producto con el objetivo de alcanzar un acuerdo para garantizar el abastecimiento interno y evitar las maniobras de evasión. También se incluyen los acuerdos alcanzados con el sector lácteo, al que se sumarán otros rubros en el marco de los intentos oficiales por desacelerar la inflación.

Algunos analistas consideran que la medida podría ayudar en el margen a contener la brecha cambiaria, uno de los grandes desafíos de los próximos meses ya que tendería a aliviar la demanda de CCL y a aceitar la oferta. “En la medida que se aflojen las restricciones sobre el MULC (la plaza oficial mayorista), debería presionar a la baja la brecha. No significa que pase de un día para otro. Pero cuantas más restricciones hay al MULC, la brecha va para arriba, y viceversa”, sostuvo Federico Furiase, director de Eco Go.

“A quienes necesiten usar pesos y sean beneficiados por la flexibilización les convendrá vender dólares a través de la Bolsa a sabiendas de que luego podrán comprar más barato en el oficial para saldar obligaciones”, señaló una fuente del mercado. En ese sentido, el operador bursátil Daniel Osinaga dijo que algo de eso pudo verse en la rueda de ayer, en la que el liqui cortó una racha de 15 subas consecutivas con una baja de 0,2% a $166,65: “Todo el día vi venta genuina de dólares”.

Sin embargo, fuentes oficiales descartaron que se habilite este tipo de operaciones. Y desmintieron que haya un dólar subsidiado para estas firmas ya que la norma anunciada ayer no modifica las restricciones vigentes de acceso al tipo de cambio oficial para las empresas que tengan divisas en el exterior ni ningún otro límite cruzado entre ambos mercados cambiarios.

“Dada la mejora en el sector externo, el BCRA continúa la flexibilización gradual de normas para acceso automático al MULC para exportadores”, señaló el vicepresidente segundo de la entidad, Jorge Carrera. Carrera destacó que la medida complementa los lineamientos del Régimen de Fomento de Inversión para las Exportaciones que ya había suavizado el cepo para las firmas que concreten nuevos proyectos de inversión superiores a u$s100 millones. Aquella norma, establecida mediante el decreto 234/21, había habilitado a quienes realicen este tipo de inversiones a disponer de hasta el 20% de las divisas obtenidas en las exportaciones vinculadas al proyecto para destinarlas al pago de capital e intereses de pasivos comerciales o financieros con el exterior y/o utilidades y dividendos que correspondan a balances cerrados y auditados y/o a la repatriación de inversiones directas de no residentes.

“Es razonable, frente a la fuerte liquidación del campo, que flexibilicen las restricciones. Es consecuencia de que el Central está recomponiendo colchón cambiario: las reservas netas ya están en u$s6.600 millones y no me extrañaría que terminen junio/julio en u$s8.000 millones. Eso le da margen al BCRA para flexibilizar marginalmente el MULC y para intervenir en el mercado de bonos. Porque un objetivo electoral es llegar con el dólar tranquilo. Encima ganó espalda en futuros. Es un margen interesante de cara a las elecciones y esta medida es manifestación de eso”, consideró Furiase.

Dejá tu comentario