Suba de tasas: la mirada de los especialistas y el posible impacto

Economía

Es lo que calculan consultoras privadas en caso de que los bancos se pasen a Leliq a 28 días. Advierten que el Gobierno tendrá que reducir el gasto.

La suba de tasa de interés, un tanto testimonial del Banco Central, con miras a cerrar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), tendría un costo de unos $225.000 millones o el equivalente a medio punto del PBI de acuerdo con estimaciones de consultoras privadas.

Sucede que al aumentar el rendimiento que el BCRA le paga los bancos como mecanismo de absorción del dinero que emite para financiar al Tesoro, tiene un mayor costo que impacta en el pasivo de su balance. Si la estrategia es, como dijo el ministro Martín Guzmán, tratar de que el sistema pague tasas en pesos positivas a los ahorristas, para evitar una potencial bola de pasivos remunerados, el gobierno estará obligado a bajar la inflación y reducir la asistencia al Tesoro vía emisión.

La consultora LCG señala en su último reporte que “se acumuló 6,7% del PBI en deuda del BCRA durante 2021” y plantea que “con la nueva política de tasas se espera que la factura por los intereses del pasivo remunerado simplemente se haga más elevada”. “De hecho, si hay un vuelco de los pases pasivos a Leliq a 28 días a este nivel la factura de intereses aumenta en $225.000 millones (0,5% PBI)”, agrega el trabajo, el cual considera que “solo mayor inflación puede absorber ese exceso de pesos gracias al aumento de la demanda nominal de pesos”.

La administradora de fondos comunes MegaQM asegura que “la suba de tasas aplicada por el BCRA incentiva a los bancos a estirar plazos hasta la Leliq de 28 días” y manifiesta que “dados los precios actuales, el rendimiento del BCRA está por arriba de los instrumentos del Tesoro”. “¿Queda ajuste pendiente en la curva del Tesoro?” se pregunta en el informe, al señalar que “dependerá de cómo asignen los excedentes de liquidez los bancos”.

La administradora considera que por ahora deberían usar a tope las L28D, en especial con el esquema de dos licitaciones semanales y que se deberán trabajar sobre el perfil de vencimientos para mantener niveles altos de liquidez. Por otro lado sostiene que “el saldo lo deberían asignar entre pase a 1 día y las L180D” por lo que concluye que se le va a hacer más difícil a Guzmán colocar sus letras. “Por ahora la curva del Tesoro no tiene el atractivo necesario”, advirtió MegaQM.

Eugenio Mari, economista jefe de la Fundación Libertad y Progreso, señaló que el BCRA el año pasado emitió pesos por el valor de 3,5% del PBI, que es uno de los niveles más altos desde la década del 90. Para Marín “el problema es que como el BCRA está quebrado la esterilización que hizo para evitar que la emisión se fuera a precios, se convierte en emisión futura”.

“Si el BCRA fuera solvente rescataría las leliq que emite con activos pero como no tiene, cuando las rescate tendrá que emitir”, explicó Mari, quien consideró que se pueden presentar dos escenarios en el futuro no muy lejano. Uno es que el proceso de emisión, absorción y más inflación se espiralice y el otro es que el gobierno logre reducir el ritmo de los precios y con ello el BCRA empiece a ordenar su balance. Para ello, sería necesario que deje de emitir para financiar el déficit del Tesoro. Respecto del sendero fiscal que Guzmán le presentó al FMI para cerrar un acuerdo, indicó que “es un escenario que busca equilibrio en 2027 por lo que el BCRA tiene que seguir emitiendo”, lo cual luce como contradictorio con la idea de evitar el financiamiento del Estado por vía de la emisión.

Sergio Chouza, de la Universidad de Avellaneda, considera posible que la política de aumento de tasas del BCRA, aún por debajo de la inflación, tenga un costo de medio punto del PBI. “Es un hecho que se busca alinear el esquema de tasa a la nominalidad de la economía. No se puede tener una tasa negativa de tal proporción como era hasta ahora por tiempo indefinido”, señaló, y coincidió en que si se sigue un camino que busque tener tasas positivas “hay que bajar la inflación”.

Dejá tu comentario