Bernanke insiste: tasa está bien

Economía

Cambridge (Reuters) - El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo ayer que está preocupado por las se-ñales de crecientes expectativas inflacionarias a largo plazo, pero agregó que no ve que se esté desarrollando un espiral de precios-salarios.
«Algunos indicadores de expectativas inflacionarias a largo plazo han subido en los últimos meses, lo que es una significativa preocupación para la Reserva Federal», dijo Bernanke en un discurso ante graduados de la Universidad de Harvard.

  • Posible señal

  • Los analistas creen que el tono de las declaraciones del presidente de la Fed es una señal de que mantendrá las tasas estables, ya que ahora su atención se centra en mantener la inflación controlada. Los precios de los bonos cayeron tras la publicación de los comentarios de Bernanke, en tanto, el dólar subió frente a otras divisas y las acciones se debilitaron.

    A continuación las principales declaraciones de Bernanke:

  • Debemos monitorear de cerca esa situación. Sin embargo, hay pocas señales de que esté comenzando un espiral precios-salarios similar al de los años 1970, donde los salarios y los precios se perseguían al alza.

  • Durante los últimos cuatro trimestres, la inflación general ha promediado cerca de 3,5%, significativamente más alto de lo que nos gustaría, pero menor a las tasas de dos dígitos que la inflación alcanzó en los años 1970 y posteriormente en 1980.

  • El impacto de las alzas en el precio del crudo fue relativamente contenido debido a que la cantidad de energía usada para lograr una determinada cantidad de producción cayó en forma sustancial desde la década de 1970.   

  • Los funcionarios aprendieron varias lecciones en la década de 1970, especialmente que deben mantener ancladas las expectativas de inflación en el largo plazo para lograr la meta de una inflación baja y estable.

  • Si la gente cree que un incremento en la inflación será temporal y no lo asi-mila en sus planes de largo plazo para fijar salarios y precios, entonces la inflación creada por una conmoción en los precios del petróleo tenderá a ceder relativamente rápido.

  • Estados Unidos y el resto del mundo aún enfrentan desafíos significativos para lidiar con una creciente demanda global por energía, especialmente si el aumento en la demanda y una oferta reducida ponen presión sobre los precios. Pero, al mismo tiempo esa situación debería alentar la conservación e impulsar la inversión en tecnologías de bajo uso de energía, lo que beneficiará a la economía en el largo plazo.
  • Dejá tu comentario