Blanqueo para la construcción: apura AFIP la reglamentación (será la semana que viene)

Economía

La celeridad del proceso es clave para que se pueda aprovechar la primera etapa del régimen, que acumula la mayor cantidad de beneficios.

Avanza el plan de Massa para captar dólares. Aunque las presiones cambiarias persisten, la industria sojera dio las primeras respuestas sobre el anticipo de exportaciones acordado, los créditos con los multilaterales comienzan a reactivarse y el Banco Central ya acumula seis ruedas positivas. En la hoja de ruta, aparece como una próxima parada la puesta en marcha del blanqueo para la construcción. Según confirmaron a Ámbito fuentes oficiales, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentará la ley aprobada en el Congreso la semana próxima. Buscan captar unos u$s4.500 millones.

En su primera conferencia como ministro de Economía, Sergio Massa había pedido al Congreso acelerar una serie de proyectos que podrían tener impacto sobre la economía real. Entre esas iniciativas, aparecía el régimen de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda que el Senado convirtió en ley la semana pasada. La iniciativa plantea una declaración voluntaria de tenencia de moneda nacional y extranjera. Los fondos serían alcanzados por un impuesto especial que en una primera etapa será del 5%, vencidos los primeros 90 días será del 10% y luego del 20%.

Según confirmaron fuentes oficiales a Ámbito, la AFIP reglamentará la medida la semana que viene. La celeridad de ese procedimiento es fundamental, no solo por la necesidad de sumar divisas en forma urgente, sino porque mientras no se oficializa se agota el tiempo para ingresar en la primera etapa que es la que concentra mayores beneficios. De hecho, en el 2021 solo estuvo vigente nueve días hábiles por las demoras en la implementación. En el Gobierno y en el sector privado coinciden en que allí radica el escaso efecto que se percibió el año pasado.

Desde distintas entidades que agrupan a empresas del sector estimaron que el ingreso de divisas por esta vía podría alcanzar los u$s 4.500 millones si se respeta la duración prevista para cada una de las etapas. En ese sentido, apuntan que también impulsará el empleo sectorial que ya supera los 420.000 puestos formales y acumula un crecimiento del orden del 18% interanual.

Sobre este punto, el Gobierno oficializará este viernes un nuevo intento para agilizar la transformación de planes sociales en empleo. Se trata del sistema "Puente al Empleo" que habilitará a los beneficiarios de un programa social el acceso al mercado de trabajo sin perder la asistencia estatal. Para el empleador, el beneficio será una quita de aportes y contribuciones. Justamente la construcción es, entre otros, uno de los sectores apuntados para conseguir la inclusión de unas 200.000 personas dentro del mercado de trabajo formal.

Sergio Massa confirmó también este jueves su intención de acelerar estas medidas: “Vamos a poner en marcha un régimen que promueve beneficios impositivos para aumentar la inversión privada en la construcción”, dijo el ministro de Economía durante su exposición en el Consejo de las Américas.

Dejá tu comentario