Boudou aclaró al FMI que Argentina "no aceptará" supervisiones

Economía

El gobierno advirtió que la Argentina "no aceptará" cuestionamientos ni supervisiones del Fondo Monetario Internacional(FMI) y reiteró su rechazo a que se envíe una misión de revisión sobre la base del artículo cuarto, tal como exige el organismo multilateral.

Boudou consideró que el organismo "debe recomponer su credibilidad y legitimidad", y reclamó cambios en el staff de conducción que "permitan una mayor representatividad y diversidad de opiniones", aunque respaldó la gestión de su titular del Fondo, el francés Dominique Krauss-Khan.

El ministro de Economía brindó una conferencia de prensa en Washington, en el marco de la Asamblea del FMI y del Banco Mundial, que fue retransmitida en simultáneo a la sala de periodistas del Palacio de Hacienda.

El funcionario dijo que "el articulo cuarto, en el actual contexto, de la relación de los últimos 30 años, se convierte en un problema porque este gobierno no va a aceptar ningún cuestionamiento de política económica".

Boudou, que este jueves participó de la reunión del Grupo de los 20, volvió a criticar al organismo, luego de que el número dos del FMI, John Lipsky, dijo que la Argentina, como el resto de los miembros del Fondo, está obligada a permitir la revisión de su economía.

Al rechazar una eventual revisión de sus cuentas por parte del FMI, el ministro enfatizó: "No vinimos aquí a buscar una revisión del Artículo IV, ni está en la agenda de nuestro viaje".

El ministro dijo que "la historia de la argentina con el FMI no arranca en el 2003" y recordó que desde la época del ex ministro de la última dictadura José Alfredo Martínez de Hoz, los anteriores ministros "han usado al fondo para tomar medidas en contra del país y eso llevó a un deterioro de la relación".

Boudou explicó que en la reunión del G-20 se analizó el impacto de la crisis, la situación del Banco Mundial y las reformas al FMI.

Explicó que la Argentina planteó en el encuentro del G 20 que los organismo "comprendan acompañen y apoyen a los países y que se termine con las recetas recesivas".

Reclamó que en el FMI y en el Banco Mundial se trabaje del aumento de capital "que no signifique que los que más puedan poner terminen quedándose con la voz y la representatividad".

"Consideramos que debe haber cambios en el staff y diversidad de opiniones, porque si no las buenas intenciones de Dominique Strauss-Khan permitan perdiendo efectividad", añadió el ministro.

Dejá tu comentario