Boudou se reúne con los tenedores minoristas en Italia

Economía

El ministro de Economía, Amado Boudou, lleva adelante en la capital italiana una serie de reuniones con tenedores minoristas y con legisladores locales, en el marco del road show de presentación del canje de deuda que busca normalizar la situación financiera del país.

La agenda de reuniones comenzó a las 10 hora de Italia (las 5 en Buenos Aires) con representantes de bancos minoristas que tienen en su cartera a tenedores de bonos en situación de default.

Por su parte, el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, encabezó otra ronda de encuentros, para partir luego con destino a Milán, para terminar de pulir las reuniones que mañana mantendrá Boudou en la capital financiera italiana.

Fuentes de la delegación argentina adelantaron a Télam que entre las 17 y las 18 (hora de Roma, entre las 12 y las 13 en Argentina) el ministro brindaría una conferencia de prensa en el hotel Parco dei Principi, ubicado en la Villa Borghese.

Esta es la segunda visita que Boudou y Lorenzino realizan a la capital italiana en lo que va de mayo, en busca de sumar adhesiones de bonistas al canje de deuda por 18.300 millones de dólares que no ingresaron en la operación de 2005.

En la primera oportunidad los encuentros tuvieron como objetivo a los tenedores mayoristas, cuyo plazo de presentación con beneficios venció el viernes y cuyo resultado aún no fue difundido por el Ministerio de Economía.

Desde hoy, aquéllos tenedores mayoristas que tengan más de un millón de dólares en títulos deberán pagar un dólar por cada 100 que depositen hasta el cierre de la operación, que termina el 7 de junio próximo.

Esta decisión, contemplada en el prospecto presentado por las autoridades argentinas ante los órganos regulatorios, no abarca a los minoristas.

El interés de los grandes tenedores de bonos se puso de manifiesto la semana pasada en Nueva York y Boston, donde el ministro recibió, y luego aceptó dado el interés demostrado, el pedido de los grandes bancos para prorrogar el plazo de vencimiento del ingreso al canje sin penalización, que originalmente estaba previsto para el miércoles.

Además de ese aval, Boudou obtuvo la semana pasada la declaración del grupo Task Force Argentina (TFA), que lidera Nicola Stock, que dejó en libertad de acción a los inversores asociados para que decidan si entran en el canje.

Mañana, vence una etapa paralela dentro del canje de deuda, a través del cual Economía busca colocar un bono con vencimiento en 2017, por 1.000 millones de dólares, y por el que pretende abonar una tasa de un dígito.

Dejá tu comentario