Suba de tasas en Brasil: advierten que "compromete más" la actividad (malo para Argentina)

Economía

El Banco Central de Brasil aumentó la tasa de interés de referencia a 12,75%. Las perspectivas de crecimiento del principal socio argentino se achicaron y puede tener un efecto en la balanza comercial.

Ante la escalada de la inflación, el Banco Central de Brasil volvió a incrementar su tasa de interés de referencia en un punto porcentual hasta 12,75%, su máximo nivel desde febrero de 2017. La medida, señalan desde el sector industrial del país vecino, podría afectar aún más la actividad económica algo que, por tratarse de su principal socio comercial, también repercutiría de manera negativa en las exportaciones argentinas.

El incremento de la tasa fue decidido el miércoles por la tarde, luego de la reunión del Comité de Política Monetaria (Copom) y se trató de la décima suba consecutiva desde el inicio del ciclo alcista en marzo de 2021, cuando la Selic estaba en un piso histórico del 2%.

"La inflación al consumidor continuó sorprendiendo negativamente. Esa sorpresa se dio tanto en los componentes más volátiles como en los ítems asociados a la inflación núcleo o de menor variación”, señaló el Comité luego de su reunión, replicando prácticamente lo que había dicho en marzo. "Para la próxima reunión (en junio), el Comité ve probable una extensión del ciclo de alzas con un ajuste de menor magnitud", agregó el Copom.

En marzo, la inflación en Brasil alcanzó el 11,3% interanual, la mayor cifra desde octubre de 2003, impulsada por las subas de los precios internacionales de los combustibles y los alimentos. Así, los pronósticos de subas de los precios al consumidor para este año se elevaron la 7,9%, desde el 7% de hace un mes, según la encuesta Focus que realiza el Banco Central.

El Copom se puso como objetivo que la inflación converja con la meta en 2023, año para el cual se prevé una inflación de 4,10%, según la encuesta Focus. Es por eso que algunas consultoras y entidades financieras estiman que los incrementos podrían llevar la Selic hasta 13,25% este año, o incluso más.

Como consecuencia de la suba de tasas, las perspectivas de crecimiento del PBI se achicaron a apenas un 0,7% este año (según las proyecciones del mercado), luego de cerrar 2021 con una expansión de 4,6%.

"Este nuevo aumento de la tasa de interés compromete todavía más la actividad económica, que ya da claras señales de debilidad", dijo Robson Braga de Andrade, presidente de la Confederación Nacional de la Industria (CNI), quien agregó que el ajuste monetario "empeora las expectativas para el crecimiento económico en 2022, con efectos adversos sobre la producción, el consumo y el empleo".

Desequilibrio. Lo muestran las cifras del intercambio comercial entre la Argentina y Brasil.
Un menor crecimiento de la economía brasileña puede afectar el intercambio comercial

Un menor crecimiento de la economía brasileña puede afectar el intercambio comercial

Impacto en argentina

Un menor crecimiento de la economía brasileña, principal socio comercial argentino, puede tener un impacto negativo en el intercambio. De hecho, tal como explicó a Ámbito un economista, “se estima que por cada punto del PBI que crece Brasil, la economía se beneficia en 0,3 puntos de crecimiento”. “Por lo tanto, hacer foco en la desaceleración del crecimiento, que va a tener impacto en nuestras exportaciones, es importante. Sobre todo, teniendo en cuenta las exportaciones industriales. Hay que tener en cuenta que una moderación del crecimiento de Brasil, puede presionar las importaciones por excedente de producción en Brasil”, continuó el análisis.

En ese marco, según proyectó la consultora Abeceb en su informe sobre la balanza bilateral , “con importaciones que seguirán creciendo por encima de las exportaciones, se estima que el déficit comercial ronde los u$s2.2000 millones en 2022”. “Se trata de un déficit pequeño en perspectiva histórica (a modo de ejemplo, entre 2004 y 2018, el déficit promedió los u$s3.500 millones), pero que marca sin dudas una reversión de la situación extraordinaria de superávit verificada en 2021 (u$s66 millones) y 2019 (u$s859), al retorno a la normalidad histórica de un balance deficitario entre ambas economías”, agregó la firma.

“La caída del saldo comercial está asociada principalmente al diferente ritmo esperado de expansión económica en ambas economías. Con Brasil cuasi estancado, su demanda externa será floja, afectando nuestras exportaciones”, había detallado la consultora.

Dejá tu comentario