Broche justo para agosto desvaído

Economía

Sin ningún atisbo de poseer signos vitales en acción, los mercados se fueron de agosto como habían llegado: con las manos y las carteras vacías de utilidad, solamente ansiando que el tránsito no costara mucho. Dow, Bovespa y Merval se asociaron en la plena neutralidad final y quedando los saldos como estaban al cierre del jueves.

En nuestro recinto, el índice tuvo una elasticidad entre puntas de apenas diez unidades, con mínimo en 1.660, el máximo de 1.670 y un cierre de 1.662. Tras el paso horario, el medidor de precios ponderados registró 0,09 por ciento de diferencia: nada. Con tal cifra concluyó agosto, que arrojó un total negativo de 2,3% para las carteras locales.

  • Irrelevante

    Dentro de una zona normal de la tendencia, podría decirse que lo hecho fue simplemente irrelevante, como de período equilibrado, en una meseta y con juego parejo de oferta y demanda. Pero, al repasar el desarrollo y el listado de negocios, además de los meses anteriores, la conclusión se ve con una sobrecarga negativa. La que deriva de no poder enhebrar reacciones, con volumen que tendió a encogerse y hacer un hábito de sumas inferiores a los diez millones de dólares.

    Ayer, sobre el cierre mensual, se consiguió justamente un total de $ 30 millones de efectivo, con un segmento accionario que cubrió menos de 8% del total general.

    La trilogía de Tenaris, Galicia y Acíndar se movió entre la leve baja de la primera --0,61 por ciento-, neutras las otras dos. Destacadas, a favor, IRSA con su 4,3 por ciento y Siderar con casi 3% en suba. Se terminó todo en el mismo día: una rueda en blanco, una semana en gris y un mes... en negro.

    Y la Bolsa, desespera...
  • Dejá tu comentario