Suba de canasta básica: baja en precio de la carne refuerza desaceleración

Economía

Durante el mes pasado, el precio promedio de los cortes vacunos presentó un descenso del 1,4%. De acuerdo a un informe privado, esto fue clave para atenuar el alza del resto de los productos.

Luego de las medidas adoptadas por el Gobierno, tendientes a limitar las exportaciones, el precio promedio de los distintos cortes de carne vacuna cedió en el mercado interno por dos meses consecutivos. Según datos del IPCVA, en julio registraron una caída del 1% y en agosto, la baja fue del 1,4%. Estas mermas contribuyeron para una desaceleración en la canasta básica de alimentos. Así se desprende del último informe realizado el por Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi).

“Los incrementos en los precios de la carne, que durante diez meses consecutivos fueron el motor de la suba de la Canasta Básica de Alimentos, se frenaron a partir del cierre parcial de las ventas externas pese a las protestas de los grandes exportadores”, señaló al respecto Isaac Rudnik, director del ISEPCi.

Así, el relevamiento de 57 productos de la canasta básica de alimentos que realiza el Instituto registró un alza del 1,6% en agosto. “Al igual que en julio, las carnes tuvieron un leve descenso (-0,33%). Mientras que la frutas y verduras subieron 1,67%, y en el rubro de almacén, se mantuvieron incrementos significativos que en promedio alcanzaron 3,02%”, remarcó el estudio, que señaló: “El cierre parcial de las exportaciones decidido por el Gobierno empezó a surtir efecto en leves rebajas en los precios de algunos cortes populares como el asado y las milanesas. Lo que produjo una casi inmediata desaceleración de los incrementos de los valores de la Canasta de Alimentos”.

En julio, se observó una dinámica similar, cuando los cortes de carnes relevadas por ISEPCi registraron una caída del 0,3% y canasta subió un 0,9%. Los datos de los últimos meses se ubicaron muy por debajo de los diez meses previos: en junio, por ejemplo, la canasta había subido un 3% (las carnes, ese mes treparon 3,4%) y en mayo, la canasta trepó 4,3% como consecuencia de un alza del 8,2% en los cortes vacunos.

“Los precios de la carne se desaceleran a partir del cierre de las exportaciones. Los productos de almacén siguen girando sobre la base de ‘acuerdos’ con las cadenas producción y comercialización y los precios continúan subiendo en altos niveles. Difícil de ver que, si no se aplican más fuertes medidas de control, los aumentos se detengan o por lo menos se moderen”, concluyó el estudio.

El precio

Según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), al analizar la evolución de las variaciones mensuales a lo largo del 2020 y los primeros ocho meses de 2021, se observan incrementos significativos de la carne vacuna durante enero (7,6%), marzo (5,6%), abril (9,2%), noviembre (7,7%) y diciembre (20,2%) del año pasado; y también en 2021, con particular aumento en los meses de enero, marzo y junio (6,3% 7,3% y 7,9% respectivamente).

Fue, justamente, a partir del 20 de mayo que el Gobierno decidió suspender las exportaciones de carne por 30 días. A fines de junio, determinó hasta el 31 de agosto un nuevo esquema de exportaciones, “donde se mantienen algunas limitaciones necesarias para abastecer al mercado interno, como por ejemplo que se podrá vender al exterior hasta el 50% del volumen mensual promedio exportado en 2020”, señaló el CEPA. Este esquema fue prorrogado recientemente y se anunció la prohibición transitoria en la exportación de determinados cortes: hasta el 31 de diciembre, no se podrá vender al exterior media res, cuartos con hueso y los cortes de asado, falda, matambre, tapa de asado, cuadrados, paletas y vacíos.

De todas formas, y producto de las subas durante los meses previos, en la comparación interanual “la variación de precios nominales de la carne (78,2%), se movió muy por encima de la variación de precios del período (+51,8% aproximadamente), lo cual implica un encarecimiento de los diversos cortes en términos reales”, señaló CEPA, que agregó: “A la cabeza de los aumentos sobresalen cortes de alto consumo popular como el asado (82,6%), vacío (84,1%) y matambre (77,1%). En estos casos se observan incrementos muy por encima de la inflación del periodo”.

Dejá tu comentario