8 de abril 2008 - 00:00

Complicado despegue

Ya casi a diario surgen críticas al gobierno, pero desde sectores inimaginados. Provienen de economistas defensores del modelo productivo y la gestión de los Kirchner, como Eduardo Curia y Roberto Frenkel. Ayer se sumó Eduardo Conesa alertando que "si la inflación no se corrige, el modelo se va a pique". No entra esto en una vertiente económica de borocotización; tampoco de una conversión a la ortodoxia. Quizás sí como un despegue de una situación que cada vez se complica más. A falta de un INDEC que lo pueda confirmar, estos giros económicos son prueba de ello.

Eduardo Curia
Eduardo Curia
Ciertos economistas que siempre criticaron el modelo actual lo hagan una y otra vez no sorprende. Pero sí que quienes reclaman modificaciones y vislumbran el agotamiento de determinadas políticas son los que defendieron el dólar alto en el momento de su implementación como principal sostén del actual modelo económico.

En las últimas semanas, economistas -algunos bajo el sombrero K y otros que no se encolumnaron detrás del kirchnerismo, pero sí se basaron en explicaciones económicas del tipo estructuralista- apuntaron a la inflación como el causante del agotamiento del modelo.

Bajo esquemas propuestos para lidiar con el incremento de precios que los analistas intentan ubicar lo más alejados posible de la ortodoxia (aunque los libros de texto los señalen como recetas dentro de esta línea), Eduardo Curia, Roberto Frenkel y Eduardo Conesa advirtieron que la inflación pone en jaque al modelo actual.

No es casual que la « borocotización» de estos analistas ocurra en este momento. Luego de casi seis años de fuerte crecimiento, la inflación, dibujada por más de un año desde el gobierno, no parece encontrar techo. Además, nadie duda ya del piso de 20% para este año.

Distintas son las causas de este incremento de precios. A la presión originada en la devaluación (con el consecuente ajuste de precios relativos), se sumó la surgida por la mayor demanda interna (por el boom del consumo) y la causada por la política monetaria de «acumulación de reservas» (defendida por el Banco Central en cada informe monetario). Como si eso fuera poco, en los últimos meses, la inflación internacional por el alza en los precios de los commodities (bautizada como «agflation») hizo lo suyo (pese a que localmente se intente desvincular esta presión mediante las retenciones).

Frente a este escenario, estos analistas sostienen:   

  • Eduardo Conesa: si el gobierno no corrige la inflación, el modelo se va a pique. Si continúa en estos niveles se deberá ubicar el dólar en $ 4 para que la industria no pierda productividad. El modelo económico necesita un superservice porque si no, se va a pique. Se están dirigiendo mal algunas inversiones en infraestructura ya que se proyecta un tren bala que demandará una inversión de u$s 3.200 millones que deberá ser mantenido con subsidios.   

  • Eduardo Curia: Hay que avanzar ya con un esquema de metas de inflación. Los que defienden las metas de inflación son los ortodoxos, pero se puede hacer un esquema de metas no ortodoxo, pro modelo, donde el gobierno explique por qué apunta a una determinada inflación en 2008 y a otra inferior en 2009.   

  • Roberto Frenkel: Hay que bajar la inflación para sostener el esquema actual. La suba de precios se está comiendo el modelo. Tenemos que estar atentos a ese proceso. Falta una política antiinflacionaria. En lugar de atacarla se la niega con la intervención del INDEC. Para combatirla hay que poner un freno a la demanda por el lado fiscal. Sugiero elevar las tasas de interés, de modo tal que se incentive a la gente a poner la plata en los bancos. Pero primero hay que decir la verdad.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar