13 de agosto 2007 - 00:00

Complicará a empresas apuro de campaña por devolver Ganancias

El Senado aprobará esta semana los cambios en el Impuesto a las Ganancias, y la AFIP promete reglamentarlos rápidamente. La idea es que unas 600.000 personas en relación de dependencia cobren ya en sus sueldos de agosto el dinero extra, incluyendo el retroactivo desde enero que las empresasdeberán devolver en un solo pago. El propósitodel gobierno es que los empleados perciban de inmediato la mejora, para beneficio de Cristina Fernández. Mientras tanto, las empresas deberán trabajar a destajo en los nuevos cálculos salariales para darle el gusto electoral al gobierno.

Alberto Abad
Alberto Abad
El Senado no tendría problemas para aprobar esta semana, seguramente en la sesión del miércoles, los cambios en el Impuesto a las Ganancias, con lo que el proyecto se convertiría en ley. Luego, y según fuentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) consultadas por este diario, el organismo avanzaría en la reglamentación de las modificaciones, con lo que obligaría a las empresas a aplicar la suba del mínimo no imponible y el resto de las mejoras ya en las liquidaciones de los salarios de agosto que los empleados en relación de dependencia cobran en los últimos días de ese mes o en setiembre.

El gobierno quiere que la mejora que alcanzaría a algo más de 600.000 personas, comience a aplicarse lo antes posible, como contribución indirecta a los resultados de las elecciones presidenciales de octubre y para intentar mejorar el clima social, al menos desde lo económico. Por esto, el organismo que maneja Alberto Abad viene trabajando en las resoluciones reglamentarias y en los aplicativos informáticos desde el lanzamiento del proyecto, hace algo más de un mes.

  • Normas definidas

  • Desde la AFIP ya están definidas todas las normas necesarias, que aparecerían publicadas y a disposición de las empresas sólo días después de la aprobación de la ley, para que desde la semana próxima se puedan comenzar a calcular los nuevos ingresos de bolsillo de los beneficiados.

    Un dato importante que quedará especificado en la reglamentación de la AFIP es que el retroactivo del período comprendido entre enero y este mes se tendrá que liquidar en un solo pago en el salario de agosto. De modo que las empresastendrán que hacer una erogación extraordinaria que, en algunos casos, para empleados que cobran entre $ 3.500 y $ 4.000 mensuales, podría acercarse a un medio aguinaldo. Si la compañía luego tiene saldo a favor por haber pagado estas remuneraciones extras, podrá tomarlo a cuenta de pagos futuros de la empresa de su liquidación de Ganancias. De todas maneras, desde la AFIP aseguraban este fin de semana que esta situación sería marginal y sólo para compañías con muchos empleados que estén dentro de los beneficiados con las mejoras.

    El proyecto que aprobaría el Senado esta semana elimina la parte de la fallida «tablita» diseñada a fines de 1999 por José Luis Machinea para los salarios anuales de hasta $ 91.000. Según la Secretaría de Hacienda, los cambios provocarían una pérdida en los ingresos por aproximadamente $ 1.500 millones que de todas maneras volverían al fisco, en parte, vía la recaudación que se obtendría por el IVA, ya que mucho del dinero terminaría en más consumo.

    El beneficio alcanzaría a los trabajadores casados que cobren salarios de hasta $ 4.000 mensuales y solteros que perciban hasta $ 3.400. En todos estos casos se dejará de pagar el impuesto. Luego habrá beneficios para todos los empleados en relación de dependencia, hasta aproximadamente los que perciban unos $ 17.000 pesos mensuales. Según los cálculos privados, las escalas que mayores beneficios porcentuales percibirían serían los salarios de entre $ 4.000 y $ 6.000 mensuales.

    Dejá tu comentario

    Te puede interesar