5 de mayo 2004 - 00:00

"Con ajustar sólo, no alcanza"

Horst Köhler
Horst Köhler
El 4 de marzo, Horst Köhler abandonó su puesto como director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) para postularse como presidente de Alemania, que le permitiría tener un rol mayor en la resolución de los problemas de su país.

Köhler pidió en abril a la Unión Europea que consolidara sus 10 puestos en el directorio del FMI en uno solo, dando más representatividada los países en desarrollo. También apoyó cambios en la estructura de gobierno del Fondo, que beneficiarían a países de bajos ingresos cuyas cuotas no reflejan su verdadero peso en la economía mundial.

Estos son los principales puntos de la entrevista que se publicó en la revista «IMF Survey» en su último número:

Periodista:
¿Es tiempo de abandonar la tradición de que Europa mantiene el puesto máximo del FMI y Estados Unidos del Banco Mundial?

Horst Köhler: Soy partidario de un proceso abierto y transparente para elegir al director gerente, y no veo razón para restringir la búsqueda a un país o región particular. Pero también tenemos que ser realistas, siempre habrá un elemento de política en el proceso de selección porque el FMI es una institución importante, y sus miembros quieren y merecen una voz importante sobre quién estará en el timón
.

P.:
¿Estaría usted de acuerdo con consolidar la representación de la Unión Europea en el Consejo Ejecutivo en un solo cargo?

H.K.: Ese es un tema que los europeos deben decidir. El borrador de la Constitución europea va en esa dirección. Personalmente, soy partidario de una política europea más unida, y consolidar los asientos del FMI en uno solo sería consistente con esa visión
.

P.:
¿Cómo se siente ahora sobre la participación del FMI en la Argentina?

H.K.: Creo que es prematuro llegar a un juicio definitivo sobre nuestra participación en la Argentina. Un proceso de reflexión interna está en marcha, y el próximo informe de la Oficina de Evaluación Independiente ayudará al organismo a extraer lecciones sobre la experiencia. Obviamente, siento dolor porque el FMI no fue capaz de ayudar a evitar todo el trauma, la dificultad, el desempleo y la pobreza a la gente de la Argentina. Pero las raíces de la crisis yacen muy profundo y se extienden mucho más allá del reino de la economía. Mirando hacia adelante, la solución entonces no puede encontrarse en un simple ajuste económico. Necesitamos pensar en términos más amplios que la tasa de crecimiento y el tamaño del déficit fiscal. El presidente Kirchner ha dicho que quiere transformar a la Argentina en un país «normal» nuevamente. Creo que debemos darle crédito por el progreso significativo en esa dirección: la Argentina está experimentado una recuperación económica remarcable, más fuerte y duradera que lo esperado, y el gobierno ha creado un programa de reformas estructurales. Creo, también, que el FMI merece algún crédito por apoyar a la Argentina en estos tiempos difíciles, y por ayudar conducir al país a recuperar la ruta de la estabilidad y de la de la suba de la calidad de vida
.

P.:
Si es elegido, ¿cómo le gustaría dar forma a su rol como presidente de Alemania?

H.K.: El presidente de Alemania tiene un rol definido en la Constitución, que es principalmente representativo. No tiene Poder Ejecutivo, el cual está reservado al canciller y a los partidos políticos. Sin embargo, el presidente no está totalmente impotente. Su poder es el buen argumento, y la capacidad de ver la totalidad del cuadro. Pero también quiere ayudar a encontrar las respuestas concretas a los principales problemas que está enfrentando la sociedad. El presidente puede y debe hablar, y eso voy a hacer
.

Dejá tu comentario

Te puede interesar