Con el alquiler de oficinas premium se puede ganar 14%

Economía

Tras cinco años de recuperación económica, el mercado inmobiliario de oficinas premium ha quedado estancado, por lo que se evidencia un importante faltante de este tipo de inmuebles en Capital Federal y Buenos Aires. La consecuencia: el precio del alquiler del metro cuadrado puede llegar hasta los 37 dólares en algunas zonas de la Ciudad.

Lo que ocurrió es que después de la devaluación este mercado comenzó a verse afectado negativamente por la pesificación y por la falta de inversiones en el rubro mientras duró el «corralito» financiero.

  • Depreciación

    Es por eso que en el peor momento de la crisis fueron 250 mil m2 los que estuvieron desocupados, generando la consiguiente depreciación. En alguno casos el valor llegó a caer hasta los 7 dólares.

    «La absorción de metros cuadrados de oficinas premium era de entre 75 a 85 mil por año hasta que vino la debacle económica. Una vez que pasó lo peor, los desarrolladores se volcaron hacia la construcción de edificios de vivienda, dejando a un lado las oficinas AAA», explicó Diego Casal, de la inmobiliaria L.J. Ramos.

    Cinco años después, y con una realidad completamente diferente, el mercado absorbe 120 mil m2 de oficinas premium anuales generando una rápida escasez por la poca cantidad de superficie disponible.

    Haciéndose eco de este faltante, algunos desarrolladores tienen pautada la construcción de importantes emprendimientos en la zona Norte, en Vicente López o en las inmediaciones de la autopista Panamericana. Sin embargo, para que esas obras estén terminadas faltan todavía cerca de dos años. En los puntos más caros de la Capital Federal, «el precio del alquiler del metro cuadrado puede llegar hasta los 35 o 37 dólares, mientras que el de venta hasta los 3.000 o 3.500 dólares el metro cuadrado, siempre en edificios AAA», indicó Carlos Avellaneda, de Colliers International Real Estate.

    En cuanto a la rentabilidad de las oficinas, ésta es muy buena ya que «los grandes inversores se dedican a alquilar edificios completos de oficinas. Además, a diferencia de lo que puede ocurrir con una vivienda o un local comercial, el pago del alquiler es seguro y no depende de que al inquilino le haya ido mal en su pequeño comercio o que los jefes de familia se queden sin trabajo y no puedan pagar el alquiler, si fuera una vivienda tipo», aseguró Casal.

    Para ponerlo en porcentajes, la rentabilidad que deja la oficina es 14% anual, la de un comercio es de 12% y 7% es lo que deja una vivienda.

  • Desventaja

    Para el inmobiliario Roberto Tizado, de Tizado Propiedades, «una gran desventaja es que no se pueda contar con un buen sistema de créditos para comprar oficinas. Esto le juega en contra al empresario que tiene intenciones de crecer un poco más; si hubiera más financiación se aceleraría la construcción de estos inmuebles».

    Otro punto que destaca es que «éste es un negocio de empresas, y para hacer un edificio de estas características se necesita una fuerte inversión y que el producto se pueda rentar».

    Según los especialistas, en el corto plazo no se espera que el precio de este tipo de propiedades baje sino que se mantenga estable o aumente hasta que la oferta pueda nivelar nuevamente el mercado.
  • Dejá tu comentario