Con el síndrome de esperar la Fed

Economía

Todo era cautela al culminar la semana bursátil, imbuido el ambiente de que se estabanvelando órdenes a la espera de lo que fueraa surgir de los ratios norteamericanos. Y a continuación de esto, el intento por inferir qué tipo de política seguiría llevando adelante la Reserva Federal. Se vive bajo la sombra -y el fantasma- de esos datos, que alcanzan a aplastar a los recintos de todos los confines. Y la fecha, sin saberse de ellos, se despidió con ligera suba del Dow -0,3%- una diferencia casi neutra para el Bovespa. Y con igual trámite final para el Merval, que se fue del viernes sin dejar más que un pálido 0,2% de desnivel contrario.

Las puntas del indicador se movieron desde un mínimo de 1.624, pasando por máximo de 1.633 y para concluir en 1.627 puntos: lo que no agregó ni quitó nada a lo conocido.

El desarrollo contó con recursos casi de rutina en estas semanas, con total de unos $ 35 millones de efectivo en acciones y una franja de casi 8% en los totales.

  • Lo mejor

    Por allí anduvo asomando Molinos Semino (acaso, por la disposición tomada sobre el IVA de harina y pan) con sobrio aumento de 3%: y siendo lo mejor del día.

    Entre las cinco primeras bajistas, se anotó Tenaris con casi 2% y una base transada de extrema delgadez: no más de 88.000 papeles en juego. Lo que confirma el ciclo poco propicio que atraviesa su plaza. Y sin Tenaris y el liderazgo, Grupo Galicia ofició de columna del ponderado en estos días. El viernes, con aumento de 1,5% y volumen de 5,5 millones.

    La semana: destacado papel cumplido por el Dow, subiendo 1,5% y luchando contra los fantasmas de setiembre, pero sin ser seguida por el Bovespa -en baja de 1%- y menos aún por el Merval, decayendo 0,30%. Período de lo más lavado, expectativa en el ambiente. Y la Bolsa se fue al country.
  • Dejá tu comentario