Confirmado: Pegasus entra en inmuebles

Economía

"Estamos conformando un fondo para compras y desarrollos inmobiliarios. Nuestra primera operación fue la adquisición de un terreno en Caballito, y la segunda un edificio en el microcentro. ¿Si vamos a comprar el edificio de «La Nación»? No lo afirmo ni lo desmiento; nunca comentamos operaciones en marcha.» Antes del brindis de fin de año con champagne y helados Freddo -de los que son dueños- Mario Quintana, del fondo Pegasus, confirmó el adelanto de ayer de este diario respecto de su intención de convertirse en jugadores en el mercado de las propiedades, tanto las comerciales como las viviendas.

El ejecutivo reveló que habían comprado el mes pasado al Banco do Brasil una torre de veinte pisos en San Martín 323 (y Sarmiento). Allí funcionan -además de la sede del banco- oficinas de DirecTV y de una petrolera. «Obviamente seguirán allí, sólo que ahora serán nuestros inquilinos», dijo Quintana.

Si bien no dijo cuánto habían pagado, la cifra rondaría los u$s 30 millones, habida cuenta de que tiene 15.000 m2 de «alfombra» (metros utilizables) y la cotización en esa área de la ciudad y ese tipo de oficina no supera los u$s 2.000 el metro.

Quintana dijo además que el fondo «será por u$s 200 millones;el socio mayoritario es Merrill Lynch, y con nosotros completamos cerca de 34% del monto, pero estamos en conversaciones con inversores institucionales del exterior para completar el resto». Agregó que «si las operaciones lo justifican, ampliaremos el fondo o crearemos uno nuevo».

  • Conformación

    Descartó, en cambio, que su entrada al mercado de bienes raíces sea tardía, habida cuenta de que el boom de los departamentos de lujo parece haberse detenido. «No seremos jugadores en el segmento de unidades de tres mil dólares el metro. Apuntaremos más bien a sectores medios y medios bajos. También, como se ve en nuestras primeras operaciones, conformaremos un portafolio de propiedades comerciales (oficinas) para renta permanente a través de alquileres.» El empresario afirmóque «invertiremos en hotelería y en propiedades industriales. Nos ofrecieron hoteles en funcionamiento y también participar en nuevos proyectos; estudiamos ambas, así como el tema de conformar una cadena con marca propia o asociarnos con una internacional».

    El otro socio del fondo, que manejará el «día a día» del negocio inmobiliario, será Diego González Casartelli, que fue CEO de Alto Palermo cuando era de Pérez Companc y acaba de dejar la constructora Caputo -socia de Pegasus en el emprendimiento de Caballito-.

    «Ese proyecto aún no está definido. Como ya informamos hace algún tiempo, compramos el molino Morixe (frente a la cancha de Ferro) y no nos asusta la reacción del barrio: esa industria, además de los casi 200 camiones que entran por día, utiliza los servicios mucho más que torres de departamentos», asegura Quintana. «No nos parece mal que los vecinos participen de un rediseño del código de construcciones, que hace falta ante el explosivo crecimiento de la ciudad. Pero también es cierto que el tema de los servicios no es opinable, sino técnico, y en eso están la Ciudad y las empresas».

    El empresario admitió que estudian la posibilidad de aliarse con alguna entidad financiera para ofrecer financiación para los edificios de departamentos que harán. Admite que los salarios aún están « descalzados» en dólares respecto del valor de las propiedades, pero arriesga que «gradualmente irán recuperando poder adquisitivo; es inevitable y es bueno, porque si bien influirán en los costos de una industria de mano de obra intensiva como la construcción, también esa gente tendrá más dinero para comprarnos lo que construyamos».
  • Dejá tu comentario